Tag Archive | Urbano

De un taxi salgo, hacia un taxi voy (Crónicas sobre los taxis y los taxistas de Bogotá – Tercera entrega)

Tercera y última parte de  crónica escrita en 2002. 

Primera entrega

Segunda entrega 

Por: José Enrique Plata  Manja @owai 

taxis34

El guía de la otra ciudad.

En algunas ocasiones la ciudad parece ser varias ciudades dentro de ella misma. Es decir, al alcance de la mano están esas guías turísticas bilingües, con anuncios de restaurantes, tiendas de recuerdos y souvenirs, con anuncios de discotecas, cafés, bares, almacenes de ropa, servicios de hoteles elegantes, alquileres de vehículos y todas esas cosas que hacen que los turistas (propios y extraños) se sientan confortables o en su propio hogar. Las fotografías son pulcras, modelos elegantes, gente sonriendo, tarjetas de crédito a la mano, y más cosas de la alegre y común vida moderna. Pero de un modo u otro hay una guía no escrita de las otras actividades que se pueden llevar a cabo en la ciudad o de las cuales se sabe que existen, pero no entiende uno cómo sería la estrategia publicitaria o de marketing para promocionarlas. Es una promoción que recorre la ciudad de viva voz, sin depender de estrategia alguna y atendiendo el gusto y la posibilidad de cada cliente o clienta, sea él o ella una personas de ingresos altos, medios o bajos. Y si es habitante local o extranjero, dependiendo de sus gustos o preferencias, este otro mercado también le ofrece productos y servicios. Veamos..

  Read More…

De un taxi salgo, hacia un taxi voy (Crónicas sobre los taxis y los taxistas de Bogotá – Primera entrega)

taxis

Esta crónica fue escrita en el año 2002. Debido a su  extensión  hemos decidido dividirla en tres partes para su difusión. Esta es la primera parte:

De un taxi salgo, hacia un taxi voy (Crónicas sobre los taxis y los taxistas de Bogotá, Colombia) 

Por: José Enrique Plata  Manja @owai 

De una ciudad se puede saber cómo es y cómo vive si se mira un poco cómo muere la gente y si se habla con los taxistas. La forma de morir puede indicar el estado de salud en la ciudad. Si se habla con los taxistas, se tiene la posibilidad de saber en qué anda la ciudad, qué piensa el ciudadano común, qué está pasando y que acontece día a día.

Las ciudades son al fin y al cabo los últimos reductos de eso que se llama civilización. En ella vive la gente, trabaja, se reproduce y necesita desplazarse a varios lugares. A Bogotá precisamente le tocó ser la ciudad capital de este país llamado Colombia. Ciudad de muchos, de pocos o de nadie, donde viven más de siete millones de personas y contando…donde hay más de dos millones de vehículos y contando….gente que nace todos los días y contando…gente que muere todos los días y contando…

 Dentro de ese punto espacial llamado Bogotá hay más de cinco mil kilómetros de vías para recorrerla. Calles, avenidas, diagonales, transversales, y un par de denominaciones más hacen que la gente se ubique en la ciudad. El sistema de ubicación es relativamente fácil y no es como en otras ciudades donde la gente tiene que moverse con mapas todo el día para poder encontrar las calles. No hay denominaciones tipo: Dios es Amor, como hay en Lima, Perú, o General Holley de Buenos Aires ni mucho menos Bombero Nuñez de Santiago de Chile. Bogotá tiene la división de sus calles en carreras y calles, y son ampliamente conocidas por sus habitantes.

Bogotá cuenta además con más de dos mil barrios dentro de su extensión territorial con nombres como: Bosa, Galerías, Chicó, Palermo, Niza, Suba, Venecia, Tibabuyes, Bolivia, La Española, Santa Ana, Santa Bárbara, Bosque Izquierdo, Francia, Marruecos, Berlín, Teusaquillo, La Soledad, México, Los Mártires, Barrio Inglés, Palestina, Diana Turbay, Country Club, Unicentro, Cedritos, Canadá y otros más, donde a diario hay vehículos que la recorren de punta a punta, en diferentes horas del día.

 Por azares de la vida y la historia, no todos los habitantes tienen un automóvil propio y entonces hay que pagar por el servicio de transporte.  Entonces ahí es como nacen los servicios de taxis en la ciudad. La gente los tiene que tomar para sus desplazamientos. Se toma un taxi en la calle o éste acude a un llamado hasta el lugar donde el pasajero se encuentra para luego transportarlo. Este cumple su labor y el pasajero paga por el servicio. Hasta ahí no habría nada más que hiciera la diferencia.

Read More…

El barrio Santa Fe: Las Paisas, Atunes y la Piscina, los Cuquitours y el comercio exclusivo (Entrega dos)

Image

El barrio Santa Fe comenzó a acoger el negocio del comercio sexual en la segunda mitad del siglo XX y también a hacerse a una reputación que lo llevaría a ser el hogar del grueso del negocio a principios del siglo XXI. En 2001 este barrio se convirtió en la primera y más grande Zona de Tolerancia de Bogotá. Gracias a esto, la alcaldía logró concentrar en un solo lugar el comercio relacionado a la prostitución y los establecimientos dedicados a ofrecer los servicios llamados de alto impacto de diversión y esparcimiento. Ahora en las cerca de veinte manzanas del barrio –ubicadas entre la avenida Caracas y la carrera 19 y la calle 19 a la calle 26—se alojan hoy la mayoría de bares, whiskerías, residencias y prostíbulos de la ciudad. Este tipo de comercio comparte espacio con casas de familia, iglesias, tiendas, supermercados, misceláneas, panaderías, talleres y restaurantes tradicionales del barrio.

Esta concentración del comercio relacionado con la prostitución ha generado una dinámica propia del barrio que lo hace diferente a los demás barrios de Bogotá. Alrededor de la prostitución se han delineado el paisaje y la arquitectura, se han rediseñado las casas, se han construido y transformado grandes edificios, se han cubierto puertas y ventanas y se ha desarrollado una estética particular. También se han marcado los espacios específicos para las prostitutas y han proliferado los cuquitours o tours eróticos, cambiando el tráfico. Así mismo, la zona se ha convertido en el espacio propicio para un mercado nicho: el de los productos exclusivos para el consumo de las prostitutas.

¿cómo es el barrio Santa Fe?

En las calles del barrio Santa Fe se percibe aún la belleza de su pasada gloria, construida y sostenida por las familias tradicionales que habitaban el barrio y que luego se mudaron a Teusaquillo, Chapinero y Usaquén. Entre los edificios nuevos cubiertos de baldosas de colores, de avisos de neón y de ventanas cubiertas de plástico refractivo, los talleres y el comercio del barrio sobreviven muchas de las casas que fueron construidas en la primera mitad del siglo XX. Algunas aún batallan allí para no convertirse en negocios, pero la gran mayoría se han transformado o han desaparecido para dar paso a los clubes, a las discotecas gigantes, a los pórticos y galerías que enmarcan a las filas de mujeres semidesnudas que allí se despliegan.

Read More…

De donde las paisas a Shangay, un paseo por el Santa Fe (Entrega 1)

Image

Desde hace varios años he venido haciendo el recorrido de la ruta del colectivo dorado que va desde el noroccidente de Bogotá hasta el centro. La ruta Metropolis-Germania la hace un bus pequeñito que sube por la calle 22 atravesando el barrio Santa Fe hasta la estación de las Aguas. Hace muchos años, a mitad de diciembre, iba yo en ese bus hacia el centro cuando un grupo de hombres se subió al colectivo. Eran unos siete obreros o carpinteros que salían de la fiesta de fin de año de la empresa para la que trabajaban y les acababan de entregar el bono navideño. Iban ya entonados, emocionados, llamando todos a sus señoras desde un solo celular para avisarles que se iban demorar porque iban a seguir tomándose unas cervezas con los compañeros. Obviamente no les decían para donde iban.

Read More…

Defensa personal para entornos urbanos tropicales

Defensa personal para entornos urbanos tropicales:

Street Box Combat

Smash-logo

Por Francesco Vitola Rognini

@Francescovitola

Los manuales de defensa personal aseguran que la mejor defensa es evitar la confrontación, medir el riesgo antes de que ocurra el daño es lo primordial. Como dicen los refranes: de héroes está lleno el cementerio y el que huye vive otro día para contarlo.Sin embargo, en una ciudad portuaria del Caribe colombiano, donde la competencia, el hambre y las desigualdades sociales atormentan a las personas -incluso dormidas-, no sirve de nada rehuir el problema. Eventualmente alguien mejor adaptado a la agresiva vida urbana vendrá por la espalda, o de frente con una sonrisa, e intentará quebrantar su barrera psicológica usando la violencia.Tenga presente que los individuos propensos a atacar no suelen reflexionar sobre las consecuencias de sus atropellos, para ellos la violencia es natural y está justificada. No siempre será para robarle, los ataques surgen también por frustraciones o experiencias dolorosas. La agresión puede ser gratuita. La soledad y el empobrecimiento emocional, la violencia intrafamiliar, verbal y la que transmiten los medios de comunicación, así como los entornos sociales desfavorables e inclinaciones genéticas condicionadas hacia la violencia, son los principios gestores de la agresión en la mente del psicópata.Según Michael Korn, en su libro defensa personal para niños y adolescentes, fortalecer la autoafirmación, así como escuchar la voz interior y no sucumbir ante el miedo son puntos claves que se deben reforzar. Si bien la memoria muscular es un factor determinante al momento de reaccionar, es la mente la que debe pasar por el entrenamiento más intenso. Sepa dónde poner límites y conozca de lo que usted es capaz.Tenga cuidado más que miedo y recuerde improvisar nace de la necesidad.

punchintheface Read More…