Tag Archive | Ciencia Ficción

ANO DE SIRENO: fanzine independiente de MIL INVIERNOS

 

 

El beso de Rodin es una maricada

El beso de Rodin es una maricada

 

 

 

A Mil Inviernos le dió la pálida y realizó su primer fanzine de modo independiente y se churretió.  Y de las churrias extraemos estás perlas que no por estar embadurnadas de líquidos excrementos dejan de brillar.

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Luis Cermeño (@addkerberos)

 

Con plena consciencia de no haber fundado un nuevo género como el prístino género alcaldístico, aportamos nuestro granito de arena para luchar por la felicidad de nuestra especie, siendo así, proponemos una herramienta lúdica a la que hemos intitulado Cocoloco, para que esta sea el menester de los tristes en sus afugias.

Sabemos que en estos casos no hay posibilidades de hablar de la masturbación, sin embargo, como curramba lo hace con la pasta base, la nombramos para así no dejarla morir en nuestros corazones: masturbación.

Sea pues éste el momento de parabienes y de diversión en medio de este aburrimiento tan hijueputa. Sabemos que lo mejor sería estar muertos, pero al no encontrarnos en tal situación, ofrecemos el bullerengue del covidengue para ilustrar esa realidad tropical que muestra la experiencia terrorífica que estamos atravesando en estos países, en donde no basta estar asolados por el dengue hemorrágico ahora nos azota una nueva epidemia: el covidengue.

 

Todo el arte del fanzine fue realizado por DAVID BARRERO: https://www.instagram.com/cactustatoo/

En Mil Inviernos sabemos de nuestro compromiso para con la comunidad, y buscamos hacer las delicias de nuestros lectores. Además, con los fondos recaudados nos comprometemos como buenos políticos tercermundistas que somos, a aportar a casas de la vejez, de la primera infancia, a las venezolanas y a ligas contra el cancer y ligas de baseball en Barranquilla, capital mundial del covidengue.

Celebremos pues que tenemos otro año de vida. Ano de Sireno expele sus mejores fragores en la forma del papel físico.

Recuerden esto es una pildorita de vida.

 

Los ositos cariñosos eran de felpa y de felpas murió Nelson Ned.

 

 

PREVENTAS Y VENTAS MAYORISTAS:

CORREO: 1000inviernos@gmail.com

 

 

 

¿Dónde se marcharon las olas?, por Luis Bolaños

CIENCIA FICCIÓN DORADA: 

¿Dónde se marcharon las olas?

Otra viñeta del Imperio Decadente

Luis Antonio Bolaños de la Cruz

 

Sci-fi Old Male Cyborg Mercenary | Cyberpunk character, Sci fi concept art: taken in https://line.17qq.com/articles/wwscarqx.html

Cuando un organismo, sobre todo cuando es imperial y galáctico, empieza a desmoronarse, por las grietas escapan los peores monstruos, brotan las más abyectas torturas y chorrean las mas crueles trapisondas; la historia las reseña y las explica; pero otro mecanismo, potente y vivencial, se entrelaza con la percepción de que te ocurran a ti, a tu pueblo, a tu planeta; la incredulidad se te aferra y no  te deja respirar, sientes como el terror corta cada uno de tus tejidos, te eviscera y te esparce cual tapiz vivo sobre la superficie de la realidad para que reacciones o perezcas. También suceden actos de altruismo, de dedicación a la piedad, y aunque puedan semejar esfuerzos absurdos y desmedulados, son el indicio de que el reemplazo de aquello que devendrá crece y medra a la sombra de las devastaciones y los latrocinios de quienes detentan el armamento y el poder. Ese es la directriz que aflora de los testimonios narrados por los tres veteranos.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Paisaje maravilloso, una bahía protegida por islas y un par de penínsulas, un macizo montañoso situado ligeramente al norte del ecuador geográfico coronado de nieves perpetuas, que se precipita a través de una serie de escalinatas suaves hacia el mar, en una auténtica avalancha de flora, biodiversidad y verdor con multiplicidad de cascadas, arroyos, lagunas y cadenas de estanques que redistribuyen el agua hasta la proximidad del océano, incrementando los torrentes, acequias y regatos; un masivo peñasco domina una de las ensenadas de la bahía, allí donde se alzan una serie de terrazas de disfrute y contemplación del panorama, puentecillos en cristal y jade los conectan con los hotelitos de maderas duras tropicales que proliferan en la ladera.

Trinos, gañidos, roznidos, bramidos y gorjeos de las bestezuelas de aire y tierra constataban la abundancia de especies de la fauna. Desde la hermosa y cómoda terraza se visualiza como los escalones se difuminan en el azul profundo del mar abierto estableciendo armonía entrelazada océano & cordillera.

En uno de los numerosos solarios se han congregado tres veteranos, quienes recostados en sendas tumbonas ergométricas sombreadas descansan sus cuerpos mixtos, repletos de microsistemas autónomos que se interconectan, implantes expansivos que reemplazan células colapsadas, prótesis biomagnéticas, regeneradores de protoplasma y otros adminículos; reposan los tres veteranos devorando exquisiteces locales y chupando sus cocteles frutados mientras van recordando anécdotas del servicio militar, sus mecanismos de homeostasis digieren y eliminan los probables excesos de sustancias nocivas; ya desapareciendo el esplendor del día y menguando la brillantez solar se infiltra en la tarde una cierta melancolía, que será acribillada luego por las fúnestas resonancias que se evocarán.

Y en concordancia con ese sentimiento los tres humanoides, disímiles en características físicas pero hermanados por las terribles experiencias bélicas que han vivenciado, se disponen a compartir aquella que consideran la peor de sus prácticas perversas.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Zikixi-Tudu, aún una impresionante mole de más de dos medidas estandar, con la piel erizada de flagelos y ojos protegidos por doble arco superciliar recuerda lo que le ocurrió en Delemestar, cuando fungía de guardaespaldas de funcionarios imperiales, reclutadores de jóvenes, habían logrado sobrepasar la cuota y 105 enrolado(a)s se apiñaban en el centro de la plaza de la localidad; animados por la sedosa interrelación establecida concedieron permiso a las madres o familiares delegadas para abrazarlos y despedirse, los rectangulares antigraviatmosféricos ya preparados flotaban a un lado.

Las madres envueltas en sus albornoces y chilabas ejecutaron una auténtica coreografía, tan exacta que sólo podría haberse realizado con la anuencia de lo(a)s jóvenes, extrajeron sus broches, que resultaron ser desplegables de doble aguijón y en un fluido movimiento apuñalaron certeras con uno a sus hijo(a)s y con el otro se autoinflingieron una herida en la carótida a ellas mismas de igual manera, desplomándose los 210 cuerpos casi en simultánea; en un momento una aparente despedida con algún líquido ocular derramado, al siguiente un infortunio catalogado como tragedia imperial, con mucha sangre vertida. Se le denominó “las 105 madres suicidadas”, como si sus hijos e hijas por no haber cumplido servicio no existieran y las madres fueran enemigas.

Read More…

FICCIORAMA N 110 P.A.P.I Y4 DJ FICTI feat Mæmmon Boy

Bienvenidos al Proyecto P.A.P.I
Último número de FICCIORAMA (mi fanzine favorito de Bogotá) en el que tuve el gustazo de participar, gracias a la invitación del maese Ficci Orama … trayendo de nuevo el tema del reggaetón y la ciencia ficción y una revisión de Lola Verga’s después de la sucesiva mainstreamización y muerte de género..

 

Centésimo decima edición del fanzine de quirografía sensacionalista, reproducida mecánicamente y distribuida repentinamente (de manera digital), dosificada con descripciones proféticas introxicantes reguladas. Este mes descubriendo el maquiavelico plan del agente Donal Torrents para crear un ritmo musical que aumentaria los indices de natalidad en los paises en desarrollo, ademas de una fascinante historia de Memmon-Boy y un articulo sobre La Factoria (cuando el reguetón era underground)

 

 

 

 

El Sacrificio del Asceta – Por Luis Bolaños

CIENCIA FICCIÓN DORADA: 

 

El Sacrificio del Asceta

Luis Antonio Bolaños de la Cruz

 

Basawan – Dominio público

 

 

En nuestro planeta Dracocólquida, existe una leyenda relacionada con los brutales métodos de extracción de personas para alimentar la hoguera de la guerra imperial, es cierto que siempre con cada sustracción se llegaba a firmar un contrato & convenio (ver Canto del Androide; Reclutador; Aporofobia y Desiderátum) con engaño o transparencia, pero el imperio esgrimía que todo era legal al existir un documento que lo eximía de la mayoría de las responsabilidades respecto al cuerpo y la mente de las personas envueltas en el proceso.

Apacible, agradable, leve gravedad standard de 0.89, de rica biodiversidad y cadenas tróficas sin super predadores, equilibrio entre masa oceánica y tierra, con multitud de enormes y poco profundos lagos entrelazados, enormes penínsulas, cadenas de colinas esculpidas en miles de formas por el suave viento, casi coexistentes tepuyes y senotes, facilitada esa hermandad orográfica  por el tipo de suelos donde ocurría, por la escasez de metales pesados y frecuentes cavernas con ríos subterráneos, era ya antiguo cuando fue colonizado, desgastado por los elementos y con una aminorada tectónica de placas su riesgo de accidentes por fenómenos naturales era insignificante, parecía destinado a concedernos a sus moradores, ese esquivo don de la felicidad.

Y lo fuimos, hasta que se entrelazó nuestra existencia con las intenciones del imperio, lo(a)s jóvenes empezaron a marcharse por bandadas y cuando alguno retornaba era un simple desecho callado y esquivo.  Fue entonces cuando uno de los dirigentes, Aeqro, famoso por su indulgente justicia y su capacidad de control sobre su musculatura y armazón, ósea mediante técnicas ancestrales guardadas por eones en vetustas bases de datos, se retiró a un lugar denominado Nebetit, considerado la síntesis de lo deseado por las personas y lo ofrecido por la naturaleza, donde el velo de la cascada de un tepuy con su rocío nutría a un árbol de driaco, especie identificada como articuladora de ecosistemas, colosal y majestuosa, el sonido del frote de sus ramas semejaba música, sus amarillentos frutos macizos, dulces y jugosos eran regalo para la vista y el paladar, mientras que gordas y abundantes orugas, auténticos cilindros de proteínas inmediatas, convertían la hierba sombreada por su follaje en el paraíso de los perezosos.

Nunca nos dio a conocer su plan, en el ínterin mientras seguían llegando los bajeles destinados a enrolar, lo fuimos comprendiendo al observar e inferir y entendimos los resultados de aplicarlo; como la suavidad de las estaciones permitía que sencillas instalaciones e instrumentos colmaran las necesidades del anacoreta, -que durante un breve lapso pareció coquetear con la opción de un estilita por trepar a la meseta del tepuy, no obstante, aunque no lo transmitió se captó, se estaba empapando de las características del sitio, convirtiéndose en parte del entorno-, también cubrían las nuestras de acompañamiento y solidaridad.

Read More…

Editorial: los nueve años de la princesa Mili

No era un aire desligado, no se nadaba en el aire. Nos olvidábamos del límite de su color, hasta pare­cer arena indivisible que la respiración trabajosa­mente dejaba pasar.

José Lezama Lima sobre el nuevo coronavirus.

 

 

Ahí está la princesa Mili. A sus tiernos nueve años. Y que no se crean que por ser tan pequeña no ha parido las suficientes amarguras como para ser una anciana de sabiduría. La princesa recuerda cuando aún era un feto. ¡Ah problemas lejanos aquellos los de existir! Cuando apenas era la idea de un par de imbéciles que, conscientes de su condición de oficinistas sin oficina, buscaron un nuevo fracaso, un nuevo sol que revelara las sombras de su impotencia. Y para esta no hay fentanilo que valga, ni tadalafilo.

Han pasado tantos años desde ese alumbramiento, que ya nada se puede decir:

  • Tanta mierda pa ni mierda.

Acaso ese sol de Mil Inviernos que se vislumbró en su nacimiento fue el germen de esos Mil abortos que suceden tras los días que ya no se levantan por más tadalafilo que se le suministre a esos tejidos cavernosos que ya parecen fosas comunes de sueños.

Nueve añitos, cuerpitos cavernosos, estertores, acaso que se niegan a recular. Ante el embate de mercachifles y publicadores de sandeces que se prosternan ante teorías hechas, hace más de sesenta años, con el barniz de música punk, allende este mar de mierda que nos ha tocado vadear sin descanso.

Hemos pasado por diferentes terrores, y ahora que el vírico está de moda, tenemos el antídoto perfecto:

  • Masturbarse hasta que el Covid lo ahogue.
  • Maldecir hasta quedarse sin aliento
  • Extrañar el olor a mierda porque ya no hay olfato.

La vida es hermosa. Lástima que ya se haya ido. La nueva normalidad no nos sabe a nada, como tampoco sabe el hecho de estar condenados desde el mismo momento de nacer.

¡Arriba pues, lo que pueda subirse! Por medios artificiales, como nos enseña la sci-fi, o por medios espirituales, como nos enseñan los magufos.

Hay gente que dice que se acabó el juego. Pero el juego se está jugando desde hace mucho.

Quedan pocos días para navidad, y muchos menos para año nuevo. Estamos en la víspera y la noche no está serena. Año nuevo lo quiero pasar bailando con la princesa Mili.

Pero de eso a que suceda, hay mucha mierda de por miedo.

Lo bueno que ha dispensado del Covid es que ya no se sienta el sabor excremental cuando se consume mierda:

¿Es mierda lo que tiene textura de mierda, forma de mierda, pero no sabe ni huele a mierda?

Las aventuras filosóficas están a pedir de boca.

Pero mi boca tiene tapabocas y la de la princesa está podrida.

Se murieron muchas cosas y morirán muchas  más. Igual, ya sabíamos que todos íbamos a morir. Un día más un día menos, ¡qué hijueputas!.

Igual no hicimos ni mierda a pesar de tanta mierda.

Abrazos mis queridos seguidores.

La princesa Mili seguirá-

 

Mapa ficción: las naciones de Marte

En el canal de Reddit /MapPorn el usuario /Spaceorca5 comparte este interantísimo mapa de Marte una vez terraformado junto sus naciones.

En palabras del investigador Alejandro Polanco Masa:

Cuando Marte esté terraformado surgirán nuevas naciones marcianas y aparecerán conflictos entre ellas. Los humanos somos así (al estilo The Expanse, un futuro factible pero oscuro, como siempre).

Este mapa, según lo explica el mismo usuario /Spaceorca5, en un comentario editado hace 10 horas, se debe a esta situación:

El mapa base original que usé fue de imágenes de Google, solo agregué las naciones. Solo para aclarar eso para que nadie me acuse de plagio ni nada.

De todos modos, aquí hay un resumen de los países más importantes:

La República Laventina, la “joya del norte”, comenzó como una pequeña asociación de colonos británicos, franceses y rusos. Se encontraron entre el duro mar de Adestan del norte, bordeado de acantilados, los teístas sedientos de sangre alrededor de Olympus Mons y los oportunistas Arastans al sur. Conquistaron a ambos y absorbieron gran parte de los elementos religiosos dogmáticos del Olimpo y del republicanismo de Arasta. Ahora son una república parlamentaria semipresidencial, y el olímpico es la religión del estado.

La Federación Nirvani, una unión voluntaria entre Holgard, Vestibia, Polsar y Andwaud. Originarios de una mezcla multicultural de innumerables culturas, se enfrentaron a muchos desafíos y vieron la unificación como su única oportunidad de sobrevivir a los clanes y hordas periféricos. Muy descentralizados, operan más como una alianza flexible que como un solo país, con muchos casos en los que los países miembros ni siquiera envían a sus representantes a la Asamblea Federal. Sin embargo, son sin duda la nación más poderosa de Marte (conocida) y tienen la población más grande, más de 10 millones. Ludenia, la sede del gobierno, es una ciudad marciana modelo, con cúpulas en expansión y edificios relucientes.

La República Colonial de Anthesis se estableció luego de la revocación de la carta colonial de Nirvani (habían colonizado la costa de lo que hoy es Anthesia décadas antes) en una votación estrecha en la Asamblea luego de una depresión económica, y muchos afirmaron que las colonias estaban arrastrando el economía. La república colonial se enfrenta ahora a su propia depresión económica, mucho después de que Nirvani dejara la suya atrás, evitando la destrucción completa a través de oportunidades de expansión sin restricciones hacia el este. Nirvani les ofreció regresar, sin embargo, una población amarga ahora alberga un resentimiento insistente hacia sus antiguos compatriotas, que perciben que los han abandonado.

El Reino de Galgan se formó a través de las conquistas de una figura misteriosa conocida solo como el Profeta. Poco se sabe sobre ellos, y los innumerables vasallos feudales del reino poseen tecnología avanzada y defienden sus fronteras sin remordimientos. Centrados a lo largo de los acantilados increíblemente altos de Mariners Inlet, tienen técnicas de ingeniería avanzadas y pueden construir ciudades enteras directamente en la pared rocosa.

 

Good bye, Mr Joseph Berna, adiós héroe español del Espacio

Ha muerto Joseph Berna (José Luis Bernabeu López) uno de los pioneros de los «libros de a duro» en España (se les llamaba así por su valor de peseta), fue una persona que tuve el gusto de seguir durante varios años y a veces conversar en Facebook.
Bernabeu fue de los pioneros del género de terror y ciencia ficción,  ficha de la colección «la conquista del Espacio» de Bruguera que muchos encontramos en quioscos en los centros de la ciudad, además de una serie de bolsilibros populares tanto en España como en América Latina. Hacía parte de esa rama inicial de  autores españoles que se ponían nombres anglosajones para vender literatura de género o «pulp fiction» como se conoce en inglés. 

Que tu conquista ahora se abra paso por las dimensiones del más allá, mr Berna.

Un corto español sobre los agujeros de gusano

 

Aunque lo más probable es que un niño en La Coruña del año 1982 estuviera más interesado en el Mundial de Futbol que se disputó ese año en España, y los nombres de Sócrates y Maradona le resultaran más atractivos que los apellidos Einstein-Rosen, en este mundo alternativo, Teo y Oscar además de tener el gusto natural por la pelota están obsesionados con la teoría de los viajes en el Tiempo y los agujeros de gusano.

 

Corto de  ciencia ficción realizado por Olga Osorio.

 

DESCARGA NAVIDEÑA SCI FI: NUEVOS CUENTOS PARA ALGERNON

 

Yendo a las profundidades de las mejores narrativas fantásticas del año, el célebre blog Cuentos para Algernon (uno de los mejores del género) nos brinda por octava vez la compilación navideña con autores de talla mundial.

En palabras de Mariano Villarreal González:

Con Marcheto sí que nos ha tocado la lotería

 

Así que juéguele al chance y encuentre su cuento.

 

Concierto a dos voces, de Melanie Tem y Steve Rasnic Tem
Monos, de Ken Liu
Recetas a tutiplén, de Naomi Kritzer
Las flores de la prisión de Aulit, de Nancy Kress (relato ganador de los premios Nebula y Sturgeon)
Tiro a la cabeza, de Julian Mortimer Smith
Volver a cruzar la Estigia, de Ian R. MacLeod
Los mascarones del último imperio, de Mark Valentine
Amor de pago único, de Aliya Whiteley
Un planteamiento programático de la conquista de la felicidad perfecta, de Tim Pratt
Hablar con los muertos, de Sarah Pinsker
Empatía bizantina, de Ken Liu
Un módico precio por el trino de un pájaro cantor, de K. J. Parker (relato ganador del premio Mundial de Fantasía)

 

https://cuentosparaalgernon.wordpress.com/

 

Descargar Cuentos para Algernon: Año VIII

EPUB       MOBI     PDF      AZW3      FB2

 

 

 

Telaria, los Torengars y la Inmolación (Saga Horizonte Cercano) Luis Bolaños

Telaria, los Torengars y la Inmolación

de Luis Antonio Bolaños de la Cruz

 

Inside the Mothership is a painting by Jeff Kim

Por el cristal de su rostro cruzó la melancolía expresada en imágenes  de lugares nunca hollados, cracitó y murmulló, de la palma de su mano brotaron luminosas ecuaciones que proyectados sus resultados trazaban rutas sobre paisajes abrumadores y sugerían vehículos que podríamos usar para desplazarnos, su propio cuerpo se tensó  y resonó generando un zumbido que anonadaba y en seguida llenaba de gozo, empujándome a los bordes de la conciencia pero manteniendo acotada la atención ligada al propósito de encontrarla, colocándome de paso en situación de alerta y búsqueda, y esa sensación de expectativa y técnicas me condujo a la esperanza, por fin tras su desaparición retorné a respirar tranquilo y se disolvió el peñasco que me oprimía el pecho… supe (o rememoré) porque existían los “igobots”, capaces en su diseño de guiar las acciones de los amantes, sobre todo de los abandonados o lesionados, con un alma herida y solitaria, con una decepción lacerante o una ausencia obligada.

Al conjuro de mis deseos el “igobot” se duplicó, triplicó y dividió con gracilidad, hasta ir asumiendo cada uno de los segmentos alguna de las tareas específicas avizoradas como necesarias, gracias a nuestra economía de la abundancia organizada en patrones fractales que fingen desorden para escudar un caos de organización perfecta -como dicen las canciones de enseñanza inicial-acompañada de transportes casi instantáneos, en un periquete el pseudoequipo tuvo listo un velero de autoempuje alimentado por aire con rotores redondos distribuidos en la periferia de su casco para cambiar de dirección sin disminuir velocidad, multitud de heteropantallas, cómodos divanes hamacables y profusión de cajas chinas que al irlas desplegando entregaban ampollas y burbujas repletas de sabrosos frutos fríos, golosinas proteínicas y tisanas tibias de hierbas.

Se llamaba Can-si-tal y su agilidad era vistosa y efectiva, impulsado desde el cordaje llegó y se irguió en la proa, semejante a las aves tronadoras Querkuet, esas inmensas que ensombrecen cuando pasan y que restallan las alas como un trueno en el momento de atrapar a sus presas o sus víctimas (algunas apoyan a los “Seguranzas” en la faena de limpiar áreas para desplazamientos turísticos o de deleite y se las recompensa con la carne que atrapan). Lo imité y me encarame por la arboladura hasta la plataforma de popa para deleitarme con el panorama que dejábamos atrás echado en la exquisita tumbona oscilante, me amolde entre sus cojines y almohadas y toque suave mi temporal comprobando que la melodía de acompañamiento continuaba y que lo escuchado no era ilusión, hurgué mi diastema para que se reanudara mi silbido de cacería y estreché mis cuatro manos para acrecentar la alegría del reencuentro.

Nos movimos veloces, más que cualquier otro ser en miles de estándares, en dirección a las coordenadas que guardaban el último rastro de Telaria en la red (seguro que le colocaron pesarios distorsionadores de espacio (que instalan datos de ausencia o vacío rompiendo el esquema biológico de ls persona para transmitir ubicación) que arrojan opacidad a su registro, quedando obliterado por los que si emiten con corrección a su alrededor, eso significaba que el grupo debería ser por lo menos de tres para esconder su data. Antes de alcanzarlos el dato coaguló  con las características de Teleria.

Read More…