Tag Archive | El clon de Borges

El clon de Borges: una novela de Campo Ricardo Burgos

La máquina de hacer Georgies

El millonario Miguel Ospino, fanboy de Borges, decide clonarlo. Su labor de crianza de ese nuevo genio, es tan minuciosa que lo deja sumergirse en el idioma porteño que luego enriquecerá la lengua literaria de ese duplicado del afamado escritor argenito para así construir nuevos escritos desde el aislamiento de una hacienda de Villa de Leyva (Colombia).

El Georgie clonado ocupará sus días en la lectura y la escritura de modo tal que saldrán nuevas novelas y ensayos e, incluso, versiones y variantes de los escritos que el Borges original hizo. Este aislamiento de una criatura tan inviable como el clon, semeja a la novela con el tinglado de la isla del doctor Moureau.

La historia comienza cuando a Saker, un académico que estudia con un entusiasmo que limita con la obsecuencia  la literatura del autor de Historia universal de la infamia, lo contacta un empleado del millonario para llevarlo a ese lugar que habita ese monstruo de las letras que continúa con lo hecho por el Jorge Luis que nació a fines del siglo XIX.

La clonación de Borges instituye la figura de un Pierre Menard que trasciende el ámbito de lo establecido como literario: el duplicado de Georgie no es invidente ni se involucra con una mujer de izquierdas que hace constar la impotencia, el complejo edípico y el terror del más celebrado autor del siglo XX que no ganó el nobel.

El clon de Georgie no implica que sea él mismo. La sugerencia de que esta criatura escriba en lugar de dedicarse al tejo o sembrar olivas en los campos de Villa de Leyva, implica una perspectiva no determinista de los genes; es necesario un ambiente que, cruzado con las potencialidades biológicas, permita la aparición de un monstruo de las letras y, por lo tanto, se construye un mundo en el cual la noción de libertad entra en tensión con la del destino glorioso.

Read More…

Cónclave y clon. Un cuento de Campo Ricardo Burgos López

El escritor colombiano de ciencia ficción, Campo Ricardo Burgos López, nos obsequia un maravilloso relato de absoluta pertinencia para estos tiempos sin Papado y  muchas papadas largas. Burgos López retoma un tema que ha tratado previamente, el de la clonación (desarrollado en su novela El clon de Borges), en un subgénero conocido como teo-ficción o ficción religiosa.

Cónclave y clon

 Por: Campo Ricardo Burgos López

papapedro

El cónclave de cardenales para elegir al nuevo Papa, después de considerar y desechar las hojas de vida de innumerables candidatos, entró en desesperación. En voz baja, algunos prelados afirmaban que parecía que el Espíritu Santo esta vez estaba durmiendo o desinteresado, pues después de tanto tiempo de reuniones y más reuniones, todavía no les había soplado al oído ningún nombre. Cuando el desconcierto empezaba a cundir, a alguien se le ocurrió una idea luminosa. ¿Por qué no hacer uso de la ciencia y traer del pasado a un Papa intachable? ¿Por qué no clonar a San Pedro? ¿Qué mejor Papa podía haber que aquel que originó la dilatada lista de pontífices en el siglo I, nombrado nada menos y nada más que por el mismísimo Jesús?

Read More…