Las cartas de Street Jizz: [HIJO DE LA MUERTE] Carta #5

b

¿Quién iba a imaginar que alguien tan severo como La Muerte iba a ser tan flexible con su propio hijo? El hijo de La Muerte siguiendo el ejemplo de Steve Jobs y Bill Gates se ha dado cuenta que la educación de la escuela no sirve para nada si quieres ser un millonario amoral, adorado por todo el mundo y ser considerado un genio. El hijo de La Muerte ha decidido seguir el oficio de su padre y La Muerte, respetando el deseo de su retoño, ha decidido apoyarlo y comunicar su retiro de la escuela a las directivas del colegio. En esto consiste la carta número cinco, del colectivo Street Jizz, de quienes hemos publicado previamente la Carta #9  : [LOVE IS NOT POP]  y la carta #1 [LA ISLA].

Mayor información: Street Jizz (facebook)

23 de septiembre 1990

Señores:

Rectoría académica

Colegio Santuario Karim

Con el debido respeto que ustedes se merecen, pero con todo el derecho que dispongo para tomar decisiones frente a la vida de mi hijo, les informo que el día de hoy, mi hijo no irá a clases. Mi hijo no irá a clases el día de mañana, mi hijo no irá a clases la semana que viene, tampoco el próximo mes. Por cuestiones de mi empleo tome la rigurosa decisión de abandonar la ciudad. Mi hijo tomó la rigurosa decisión de dejar la escuela, también tomó la decisión de acompañarme en mi trabajo día y noche, dispuesto a aprender lo que yo, desde que existo he sabido hacer.

Mi hijo me ha pedido encarecidamente no traer su lonchera, ni su suéter, ni sus colores, ni mucho menos los dibujos que coloca la Profesora Stella en la pared, me ha confesado sentir repudio por sus dibujos, odia bastante dibujar y  odia de sobremanera verlos colgados en la pared del salón.. Respeto su decisión.

Mañana en la mañana pasaré a cancelar los últimos meses de matricula, también iré a recoger sus notas, sus cuadernos, sus fotografías, sus papeles de nacimiento y todo lo que tiene que ver con mi hijo, a excepción de su lonchera, su suéter, sus colores y sus dibujos.

Sobra decir, gracias por su servicio y espero nunca tener que contar con ustedes, pues la verdad ya no será necesaria.

De antemano disculpen, mañana tendré que ir con ropa de trabajo.

Atentamente…

La muerte.

Tags: , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: