Mambrú volvió de guerra, ¡Qué dolor, qué pena!

El campo de batalla era infinito. En la mesa del comedor se desplegaban las tropas contra el ejército enemigo, o bien una monstruosidad que amenazaba la especie, un dragón grotesco o un oso despiadado. En el furor del combate destellos en el cielo inyectaban sangre plateada al paisaje minado.  La pólvora resplandecía en el horizonte mientras caían los hombres, se debilitaba el enemigo y la muerte daba parte de la victoria absoluta.  ¡Cómo se divertía uno con sus soldaditos de plástico! ¡Qué delicioso era componer escenarios en donde el caos era el actor principal, en donde los retorcidos sueños chocaban contra los gritos y pesadillas de carne artificial!

La compañía de diseño Dorothy ha decidido ir más lejos en el juego de soldaditos de plástico y ha creado una maravillosa colección de juguetes víctimas de la guerra.  Estas piezas no solo permiten apreciar las naturales secuelas físicas de los soldaditos sino que también evidencian los rezagos psíquicos junto la degradación social de los sobrevivientes: violencia familiar, trauma postbélico, mendicidad, invalidez y suicidio son nuevos personajes que agrega la compañía local de Manchester a la constelación de figuritas de combate.

Esta colección, no obstante, no es sino una de muchos proyectos del colectivo británico de artistas llamado Dorothy que han llamado la atención por su mordacidad Avant-garde. Otras piezas muestran adornos de navidad en forma de granada de mano, o estas mismas granadas de mano como un delicado  accesorio de cristal. Otro tradicional juego,  el de la bolita de nieve que evocaba paisajes de hogares navideños, ha sido resemantizado en una bolita de smog  que guarda una contaminante industria en su interior. La marca de camisetas de lujo Guantánamo parecen ser el hit fashion para verano.  También participaron en la convocatoria de cortos Ctrl.Alt.Shift con temas como la guerra, el sida, los estigmas y el poder.

The End from Dorothy on Vimeo.

Tags: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: