Don Ramón Valdés canta un corrido

El encuentro de dos hermanos herederos de un trono angelical ocasiona estallidos nucleares; Manuel hace morisquetas mientras su hermano mayor, Don Ramón, tiene cara de dolor, delatando el parto primerizo de cada verso. Un parir radioactivo cuyo final dice:

Qué bonitos son los hombres

que se matan pecho a pecho,

con su pistola en la mano

defendiendo su derecho.

Y se hace la luz:

.

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: