Tag Archive | Derrota

El otro Luka. Por Leandro Alva

“see, beautiful losers 
lovely, lovely losers…” 

(Perdedores hermosos, Luca Prodan) 

 

 

No pudo ganar la copa. Lo eligieron el mejor jugador del torneo. Pero no creo que eso le importe ahora.
Él quería la copa, claro.
No pasará mucho tiempo para que le den el balón de oro. Y será justicia… ¿qué duda cabe?

Seguramente ya soñaba con todo esto en su pueblo natal, en Croacia, cuando pateaba una pelota incesante contra la pared y tenía que esconderse ante cada bombardeo enemigo. Parte de su familia no pudo sobrevivir a la guerra. Él mismo fue refugiado durante el conflicto, pero siguió jugando, jugándosela. Varios equipos lo rechazaron por su escasa corpulencia. Eso no lo amedrentó ni mucho menos. Un día se dio vuelta la tortilla y pudo alcanzar a ese fantasma escurridizo que habita los potreros de cualquier punto del globo. Hace algunas horas disputó la final más trascendente de su vida. Y perdió. Sin embargo, no deja de patear y patear contra la vieja pared de su aldea en ruinas, mientras los cazas escupen su carga de muerte y puntinazos a la marchanta. Él seguirá pateando contra esa misma pared hasta que se venga abajo como un vetusto zaguero alemán. Porque el tipo es un crack. Porque el fútbol no es una guerra santa. Es algo bastante más lindo. Y la escandalosa inocencia de aquel pibe sabe que en la final más importante triunfará la belleza o, al menos, arañará un empate agónico sobre la hora.
Se llama Luka. Usa la 10. El fútbol es muy poca cosa, dicen algunos. Pan y circo, responden otros, y miran de costado con desprecio. Luka no entiende. No hay nada que entender.

 

 

 

 

Lendro Alva

16 de julio de 2018, a propósito de la final del mundial de Rusia.

Vinagres, desdichas y rock and roll

 

 

 

Por Diosinteo Weimar Morales

Jesus gordo

No llores esta noche, nena

los travestis huyen hacia Maracaná:

van a jugar al fútbol

con tu alma desconsolada.

Yo quiero rock and roll

y matarme como las mariposas

 

Tengo historias para contarte

pero el vino escanciado en mi espíritu

es el vinagre que pusieron

en la frente de Jesús crucificado

 

La caída en USA ´94. Crónica futbolera

Andrés-Escobar-autogol-660x350

 

En  Colombia existió un noticiero con visos de un futuro en mundos lejanos. Se llamaba Criptón, como el planeta del que salió Clark Kent cuando aún no se llamaba así y no se lo consideraba un superhombre. El logo del telediario correspondía al modelo atómico de Rutherford  y era una promesa de un futuro que obviaba la mecánica cuántica y los destellos de los saltos sin trayectoria de los electrones.  Un día ese futuro se acabó  y todo volvió a ser presente.

De los primeros que supieron de la extinción del porvenir, mucho antes de la desaparición de Criptón, fue Alberto. Él no me lo dijo pero así lo asumo. Siempre preciso hallar algún mojón que me indique el comienzo de las catástrofes, sobretodo, esas tan mediocres que nos desgastan,  les adjudicamos un así es la vida y nos oxidan hasta que, mucho tiempo después, ya ni siquiera recordemos cuándo cruzamos la invisible línea que nos convirtió en pobres diablos.

 Alberto, por la época del informativo Criptón, aún gustaba de sentarse frente a la pantalla del televisor y ver fútbol. También veía los noticieros en donde empezaba a ganar terreno la sección de farándula y, en ella, emergían tetas operadas y traseros levantados a punta de máquinas de gimnasio. Ese era  el material alimenticio de sus primeros escarceos con la masturbación: aún no tenía el valor suficiente de acercarse a una droguería y comprar una revista sueca ni sabía con exactitud el mecanismo apropiado para culminar con el calor inyectado en su bajo vientre.

Era 1994 y aún existían las revistas pornográficas con mujeres que conservaban el pelo ensortijado de sus genitales, el país se figuraba la entrada triunfal al mundial de fútbol de la selección Colombia y en Alberto surgió la contemplación de la mujer como algo más que una potencial madre o un organismo similar a los extraterrestre que solía aguardar en las noches de su casa de campo, cuando salía al jardín y hacía hogueras esperando a que alguna nave espacial lo divisara y lo abdujera.

Read More…

Un documental sobre Baruch Spinoza

spinoza

Spinoza ha sido uno de los filósofos más visitados en los últimos años gracias a la influencia que ejerció sobre Deleuze. Muchos de sus planteamientos se han retomado y leído a partir de la perspectiva de una lectura que dista 381 años de su nacimiento. Sus planteamientos sobre el encuentro, los cuerpos, lo bueno y lo malo y Dios  y la empresa de haber construido una ética inspirándose en la estructura de la geometría euclidiana inspiraron un poema de Borges:

Baruch Spinoza

Bruma de oro, el Occidente alumbra

la ventana. El asiduo manuscrito

aguarda, ya cargado de infinito.

Alguien construye a Dios en la penumbra.

Un hombre engendra a Dios. Es un judío

de tristes ojos y de piel cetrina;

lo lleva el tiempo como lleva el río

una hoja en el agua que declina.

No importa. El hechicero insiste y labra

a Dios con geometría delicada;

desde su enfermedad, desde su nada,

sigue erigiendo a Dios con la palabra.

El más pródigo amor le fue otorgado,

el amor que no espera ser amado.

Les presentamos un pequeño documental que ilustra el pensamiento y la vida de este filósofo excomulgado por el judaísmo y rechazado por el padre de la única mujer con la que se quiso casar porque no aceptó una conversión al cristianismo:

Mindwalk: La derrota y la ciencia se encuentran frente al mar

Mindwalk

Fritjof Capra no sólo ha escrito libros donde plantea una nueva perspectiva de la vida a través de la ciencia, a comienzos de la década de los noventa se unió con su hermano Bernt Amadeus y escribieron la película “Mindwalk”, basándose en el libro de Fritjof conocido en nuestro idioma como “El punto crucial”, en donde no sólo surge toda un relato de la historia de la ciencia, sus emergencias y cambios, sino que narra la desazón de un poeta, su hermano, un político que ha perdido las elecciones primarias en Estados unidos y una física que sabe mucho sobre la teoría sistémica pero que ve cómo su hija se va alejando de ella. Esperamos que disfruten de esta bella película que rompe con los canones de lo que es contar “una buena historia”, haciéndola tan reveladora como los planteamientos que en ella van surgiendo, generando un “extrañamiento” en el contexto del género,  ya instalado, de la divulgación de la ciencia: