Tag Archive | Chuck Norris

Bruce Lee regresó en forma de juguete

Image

Cuando uno estaba pequeñito los juguetes se despertaban, vivían y se convertían en personajes de historias interminables que uno construía y dirigía como una película. Pero ¿qué pasaría si los juguetes que uno guarda y colecciona no solo vivieran en la imaginación de uno sino que en realidad cobraran vida? Pero no hablemos de la vida que uno les pone al jugar con ellos sino preguntémonos ¿Qué pasaría si en ellos  regresaran a la vida los verdaderos héroes de acción que ellos representan?

Esto es lo que sucede en este film corto de 2009 llamado Le petit dragon. El inolvidable y siempre admirado Bruce Lee –actor, filósofo y el más grande artista marcial del siglo XX– regresa en forma de juguete coleccionable. El héroe de acción se despierta en su empaque de plástico original en el desordenado apartamento de un coleccionista para emprender de nuevo la aventura.

38 años después de su muerte Bruce Lee regresa, dirigido por el francés Bruno Collet, quien ha escrito y dirigido otros cortos como Le Dos au mur, Calypso is Like So y Le Jour de gloire. El clímax de este film corto está en sus lentas pero decididas escenas de acción y en las peleas que Bruce Lee sostiene en su nuevo cuerpo de juguete. Sin embargo los momentos más intensos y disfrutables son aquellos en los que se ve como Lee se acopla a su nueva forma plástica y en los instantes en los que reacciona ante los nuevos elementos que descubre en el entorno. El rostro del Lee de juguete cambia y demuestra diferentes emociones. Lo que logra Collet es un simpático retrato en plástico del inolvidable Lee de carne y hueso.

Quién lucha no pelea, por Francesco Vitola Rognini

QUIÉN LUCHA NO PELEA

Por Francesco Vitola Rognini

@Francescovitola

995176_10151871184593464_700922333_n

El arte suave o Jiu Jitsu  era parte de lo que se les enseñaba a quienes dedicaban su vida al Bushido o Camino del Guerrero. Los bushi -o caballeros armados-  entregaban sus vidas por el honor y la lealtad. Los de otros estratos sociales los llamaban samuráis -serviciales ayudantes-. Su modo de vida consideraba la humanidad del oponente, por lo que se los recuerda, aún a pesar del tiempo transcurrido, como guerreros admirables. Los bushi no debían temer a la muerte, de esa forma serían los principios, y no el miedo, los que les harían tomar las decisiones correctas. Enfrentarse a contrincantes con armaduras permitió afinar las técnicas de ahogos, luxaciones y proyecciones. La neutralización con golpes estaba fuera de lugar, excepto por aquellos en puntos vitales, tal y como lo vemos en el Jiu Jitsu tradicional hoy en día. Tuvieron dos mil años para perfeccionarlo, antes de que “el arte de la suavidad” saliera del Japón.

Read More…