Tag Archive | Ridley Scott

Blade Runner en acuarela

Ramsell

Las paráfrasis requieren que, quien las haga, tenga clara la imposibilidad de esa ilusión de originalidad aún tan pretendida por muchos bardos. Estos trabajos que visitan obras anteriores, las reinventan, como ocurre con  Anders Ramsell y su  «Blade Runner- The aquarelle edition». Debió hacer 12597 pinturas para dicha paráfrasis que dura más de media hora.  Esperamos que disfruten esta reinvención  de aquella película, dirigida por Ridley Scott, que presentó al mundo una ciudad cyberpunk, húmeda y sucia,  y una historia inspirada, con muchas desviaciones, en «¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick:

LOOM: El corto del hijo de Ridley Scott

Escrito y dirigido por Luke Scott, el corto es heredero del universo visual de Blade Runner, conservando la vibra de la distopía. Producido por Ridley Scott, la idea original del film era mostrar el prototipo del reproductor láser 3d de REDray. Más allá de los aspectos técnicos, como el hecho de que sea una película hecha para 3D, se destacan los profundos cuestionamientos sociales y filosóficos de la película, haciendo eco de las reflexiones planteadas desde la ciencia ficción por autores como Philip K. Dick o Thomas Disch.

Robert A. Heinlein, un documental de Ridley Scott

heinlein

Robert A. Heinlein, sus escritos, llevan dos cargadas pesadas: la primera, que los militaristas y defensores de la seguridad nacional de los Estados Unidos lo admiran y consideran uno de sus artistas, principalmente por «Tropas del espacio»; la segunda, que los hippies lo asediraron y tomaron una de sus novelas como inspiración, «Forastero en tierra extraña»,  la admiración por el escritor llegó al punto que este tuvo que hacer un muro como el de Berlín o el de la frontera con México para separarse de los melenudos que, con el poder de sus flores, no lo dejaban. Tanto Bush como Joan Baez pudieron haberlo idolatrado y Robert, , tendría que soportar la perorata moralizadora de ambos, preguntándose si esos seres son unos monstruos universales o la materialización de su sino.

Xenogenesis, el primer corto de James Cameron

xenogenesis

Encontramos detestables a esos directores de cine que hacen películas de Ciencia Ficción de alto presupuesto, que son alabados por la crítica y el público, sin mucho material novedoso para proponer al género. Este es el caso de los directores más sobrevalorados de la industria como Ridley Scott, James Cameron, Steven Spielberg  y el mismo Peter Jackson en la Fantasía. No obstante, los juzgamos por su último período, desconociendo frecuentemente el camino que atravesaron para llegar a ser los grandísimos gilipollas que son hoy día. Un breve repaso por sus primeros trabajos y los inicios de su carrera, sobre todo ver esos primeros trabajos cinematográficos, hacen que apreciemos un poco -si bien no lo que hoy son día- lo que alguna vez fueron: unos fervorosos  fanáticos de la ciencia ficción tan similares a nosotros que eriza la piel cuando nos damos cuenta.  Podemos imaginarlos comiendo papas de paquete, tomando coca-cola y riendo emocionados mientras veían las aventuras de Flash Gordon en el planeta Mongo; con las manos metidas dentro de los bolsillos de un jean sucio, haciendo pucheros, plantados por  mujeres engreídas que esperaban algo más de los muchachos que esas aburridas obsesiones por revistas pulp y amiguitos de otros mundos (y con «más» no hablo de obsesiones más elevadas, sino de cosas más prosaicas, como la preocupación por un trabajo serio, un status social y hobbies que no los apartaran demasiado de su medio). Así me imagino yo a James Cameron a los 22 años, un camionero que escribía historias de ciencia ficción y hacía modelos a escala.  Este Cameron se llenó de cólera algún día cuando vio en el cine Star Wars y se dio cuenta que esa mierda era algo que él mismo podía hacer. Entonces se encerró en la Biblioteca local a estudiar Efectos Especiales, con largas incursiones al baño por el malestar que le ocasionaban las avenas que la mami le preparaba, escribió el guión de una batalla espacial entre una mujer con un exo-esqueleto y un robot extraterrestre, y convenció a los dentistas de su condado de darle dinero para rodar el corto junto a un amigo. Así surgió Xenogenesis, la primera película del futuro prominente director de Hollywood. En contra de las expectativas del ambicioso camionero, la cinta fue un fracaso y ningún estudio se interesó en ella; sin embargo, esto le permitió conseguir trabajo como creador de mininaves espaciales en la cinta Battle Beyond the Stars, producida por Roger Corman, lo que sería su puerta de entrada a Hollywood y su consiguiente olvido de la belleza de muchacho que alguna vez fue.

 

James Cameron’s Xenogenesis with Russian subs from owk4rce on Vimeo.

La tostadora valiente, una película basada en Thomas M. Disch

Hace 4 años(2008), mientras en USA se celebraba el día de la independencia, Thomas M. Disch se mataba con una escopeta en su apartamento en Manhattan. Se le asoció al movimiento New Wave de Ciencia Ficción, junto a Philip K. Dick, pero mientras Dick alcanzó el púlpito de la fama con una adaptación de una de sus novelas oscuras, dirigida  por Ridley Scott, el relato más famoso de Disch fue uno dirigido al público infantil: The brave little toaster, adaptado al cine por Disney. Empero esta película tiene los elementos trágicos que marcaron la obra de Disch, entre ellos, un aire acondicionado que al darse cuenta de su condición miserable en el mundo, atrapado eternamente en un muro, enloquece y se suicida, causando un gran desasosiego en la tostadorcita valiente y amigos.

Por motivo del cuarto aniversario de muerte de este gran novelista norteamericano, compartimos la película animada:

Prometheus… WTF??

La danza del androide

¿Qué pasa cuando un director, que es referencia necesaria de la Ciencia Ficción, se retira del género y trata de volver a él después de 30 años? La respuesta es Prometheus de Ridley Scott. Una cinta que resulta desconcertante, más al tratarse de un veterano director que se supone debe saber lo que hace y no de un novato que quiere rendir un homenaje a sus maestros. Porque Prometheus es un eco, solo un eco,  de Alien, el octavo pasajero y Blade Runner (del mismo Scott), pero también de Odisea al espacio 2001 e incluso una exploración arriesgada de especulación gráfica al mejor tipo de El árbol de la vida.

Si te fascina el arte de H. R. Giger  y quieres verlo en todo su esplendor, esta película es imperdible. La atmósfera de la película está cargada de la genialidad surrealista y oscura del artista suizo; y si ves Prometheus en 3d puedes casi sentir el atroz diseño biomecánico de las construcciones alienígenas, el terror frío de las cavernas marcadas por viejas civilizaciones grotescamente similares a las humanas, las alusiones casi satánicas a unas formas letales de vida y una inteligencia superior.

Read More…

A los treinta años de Blade Runner

A Equis Wilches lo despertaba, a las dos de la madrugada, un pensamiento: Atacar a su esposa con un hacha. Su mujer ensangrentada, envuelta en las sábanas que dos meses antes le obsequiaron unos amigos, terminaría arrojada en un riachuelo por el que sería arrastrada hasta llegar al mar. Su mujer a la deriva en el océano hasta hacerse comida de algún carnicero marino. Wilches no quería matarla, era algo que le dictaban de alguna parte; tenía insertado un programa en su cerebro que le ordenaba aniquilar a quienes vivían bajo su mismo techo. Equis, al asumirse como máquina, no tuvo más remedio que fugarse del potencial asesinato que cometería. Huyó con un computador portátil y una copia pirata de «Blade Runner», su película favorita.

Read More…

El regreso del replicante

Rutger Hauer, el actor holandés que interpretó al replicante Roy Batty en «Bladerunner» y que dijo unas sobrecogedoras  palabras antes de morir, hará el papel de un enigmático fisicoculturista en «El Futuro», la primera película que habrá de llevar a la pantalla una novela del escritor chileno Roberto Bolaño.

La obra es «Una novelita lumpen». La directora es la chilena Alicia Scherson y es una producción de Alemania, Italia, Chile y España. La historia tiene locaciones en Santiago, Roma y Colinia. Esta película atraerá tanto a los entusiastas del autor de la aclamada 2666 como a los fanáticos de la película de Ridley Scott. El cruce entre estos dos grupos no es casual, ilustra lo que se vive en esta década: El auge de la ciencia ficción y el recuerdo de Roberto Bolaño, la gran moda de las letras de la década pasada.

Acá puedes leer la novela de Bolaño