Tag Archive | Poesía

Carta a un joven cacorro

Esta carta forma parte de una serie de respuestas de Julián Andrés Marsella Mahecha a la numerosa correspondencia que recibe  a diario de aspirantes al mundo del parnaso literario, cultural y académico.  

 

A Brandon que se llevó mis poemas y mis fresas con crema

Para  Brandon Arvey

 

Algunos dicen que marica es el que se deja encular
y otros, como yo, decimos que marica es el que encula y jamás será enculado;
pues un potente pene que entra a tu débil cola
implica la abstración de la valentía.
Y tú te llevaste mis poemas, mis fresas con crema para vender,

y me dejaste el hambre,
hambre de ti,
hambre de fresas

Hambre
¡Es intolerable y muy macho!

Me jodiste, Brandon Arvey
y ya no tengo a un Elkin que me auxilie
con puñaladas para tu abdomen duro
como tu penca

Ahora siento que hurtaste mi corazón
otrora corazón de piedra, corazón.

Read More…

CARTAS A UN JOVEN MAGUFO

Magufinho

Joven Magufinho

Esta carta forma parte de una serie de respuestas de Julián Andrés Marsella Mahecha a la numerosa correspondencia que recibe  a diario de aspirantes al mundo del parnaso literario, cultural y académico.

CARTAS A UN JOVEN MAGUFO

Por Julián Andrés Marsella Mahecha

© ® 

 

Para gente como tú,
la alta poesía solo es posible
con la abstinencia sexual
más férrea.

Una mujer solo proyecta lo vulgar que eres
tu genitalidad ha demostrado
lo que siempre sospeché:
tu pretensión se basa en el resentimiento
de los más viles.

 

Y te creiste refinado;
sí,
así es.
Porque ninguna mujer osaba en acostarse contigo.
Cuando una por fin lo hizo,
comprendiste
que eras
un Mario Benedetti.

Por más que leas el catálogo
completo de Herralde, Galaxia Gutemberg y Lengua de trapo,
seguirás haciendo poemas
de oficinista.

 

Hacer ese tipo de poemas no es repudiable,
si sabemos
que, en tus íntimas
creencias,
te consideras el más grande
escritor
de tu época.

El secreto mejor guardado
de la tradición
letrada
de Colombia.

Te creías la mesa más fina del instituto,
reservada para los culos más finos;
no sospechabas,
nadie se sentaba allí,
porque era la que más cerca quedaba al baño,
llena de moscas y olores.

Read More…

Homenaje de un niño poeta muerto vivo a un viejo muerto muerto

Tristísimo y desamparado, Quiroga escucha al niño poeta muerto Bordoy, con tanta ternura, que le provoca volver a matarse ya muerto.

Juan Cruz Bordoy será el santo que besará las flores que queden cuando el mundo se acabe de volver mierda.  El dramaturgo Nefertiti Supelano en su monólogo «Mi escopeta la hurtó Horacio» ha afirmado que el homenaje de don Juan Cruz Bordoy a don Horacio Quiroga, sobrepasa los límites de la ternura que puede tener cualquier suicida.  Ahí está el diálogo entre dos generaciones de muertos: Uno representa el pasado muerto, y otro el futuro que está muriendo.  Encarnado en la vigorosa voz del niño que se va descubriendo poeta muerto. Y  revelando a ese muerto, bien muerto,  que jamás volverá salvo por los versos del bardo joven.

Traer a los muertos en boca  de otros muertos que aún no mueren del todo será:

  • a -¿ crimen pasional?
  • b – ¿humildad desenfrenada proclive a un frenesí casi erótico?
  • c- no sabe / no responde

Tengan el honor de disfrutar de este conjuro. Sus flores emanarán el rocío de un paraíso perdido y ya  no habrán días suficientes para calcular cada uno de estos versos tan profundos como el Sefer Yetzirá  de alguien que no quiere más que humildad y júbilo de muerte.

XPZ 457, por Edison Delgado

254

El escritor ecuatoriano Edison Delgado ha escrito desde análisis políticos hasta novelas, pasando por relatos y poemas. Sus últimas inquietudes lo han ido acercando a la Ciencia Ficción y, más exactamente, a la posibilidad del sexo entre humanos y alienígenas. Pueden visitar su blog: Rincón de poetas extraterrestres. Les presentamos uno de sus poemas, lleno de placeres y desventuras siderales:

Verte desnuda junto a mi
verte desnuda al amanecer
verte desnuda después del baño
saborear tu desnudez cuando te amo
adorarte cuando te chupo el ano
besarte mientras me amas
todo eso sólo hace que te ame más
que te necesite más
vamos que se acaba la noche
sigamos haciendo el amor toda la eterna noche
verte desnuda comiendo sobre la cama
llevarte vianda tras vianda y saber que aún chiro igual me amas
que te acurrucas junto a mi
porque temes el futuro incierto
todo eso no hace más que te adore más
verte desnuda examinar mis libros
verte desnuda suspirar de aburrimiento
soportar ardorosamente todo mi peso
mirar al techo cuando ya no quieres más
todo eso no hace más que te adore más
primero nos hacemos amantes y luego nos presentamos
así es como se estila ahora el amor con pasión
vamos que se acaba la noche
sigamos haciendo el amor toda la eterna noche.

Necrológica de un ángel satánico: Héctor Escobar Gutiérrez

Ha muerto Don Héctor, el último Cancerbero del Imperio Satánico que aún creía en Dios. Ahora solo queda la vulgaridad del cinisimo y la suficiencia de los ateos de poca monta, como el Sumo Sacerdote de La Iglesia Satánica Atea, Anton Sandor LaVey.

El condecorado de Satán

El condecorado de Satán

Don Héctor transitaba por los senderos de la cábala y la sabiduría sefirótica se transformaba en el esqueleto de Lucifer, yendo más lejos que sus simbolistas más reconocidos como Jorge Luis Borges.  A él jamás se le podrá decir Anticristo, porque lo que tenía era Cristos en su alma.

Mientras hombres de estrecha mirada y bajezas propias de políticas y sabidurías de portera como Fernando Vallejo, hacen aspaviento de su racionalidad, don Héctor se paseaba engalanado por las calles de su natal Pereira oteando al Infierno como la mejor posibilidad del Paraíso, lejos de sus famosas coterráneas que han hecho carrera por el mundo profesando la magia negra de la prostitución.

Don Héctor alejó los espíritus inmundos de la mediocridad, y basado en los cuatro elementos fundamentales del mundo sirvió de bálsamos para unos cuantos desdichados pandilleros que imitaron sus ritos satánicos y hoy día se pudren en sus cárceles, porque llevaron los versos del maligno a sus prosecusiones más bajas, y como ya sabemos, en Pereira persiguen más las sectas satánicas que los carteles y redes de tratas de personas.

Salud, Don Héctor, porque tu Infierno es el Paraíso. Y porque el Paraíso de muchos, es tu infierno.

Os dejamos con unos de sus poemas, leído por él mismo como un Papa cansado; y, en seguida, el documental que registra su paso por esta dimensión:


La poesía de la ciencia según Neil deGrasse Tyson y Richard Dawkins

NEild

En uno de los cada vez más frecuentes conversatorios en los que participa el biólogo inglés Richard Dawkins, se abrió el espacio para hablar de la poesía en la ciencia y, a diferencia de su megalomanía resonante cuando emite consignas para ser un ateo fiel, se dedicó a escuchar a su interlocutor, el famoso astrofísico Neil deGrasse Tyson. De este diálogo surgió una imagen de la poesía de la ciencia: Dawkins refirió la relación de los pilotos de avión con las alas de su nave, sintiéndolas como extremidades propias, a lo que el astrofísico refirió el sueño de uno de sus asistentes que soñó ser un cúmulo de estrellas que orbita el centro de la galaxia y añadió que si uno comienza a convertirse en su sueño cósmico, piensa creativamente sobre lo que queda por descubrir.

Si los aparatos como los microscopios o telescopios abren nuestros sentidos y no son sus meras prolongaciones ¿por qué no pensar que hay otros miles de sentidos que ni siquiera sospechamos y que muchos de los más acérrimos defensores de lo tangible y verifiicable los omiten o tildan de mera superchería porque no puede evidenciarse su existencia a partir de los cinco sentidos que confiamos tener?

 

 12 poemas de Federico García Lorca. Ilustrados por Gabriel Pacheco. Editorial Kalandraka.

Por:  Manuel García Pérez

 @ManuelGarciaOri

 

Sin t’tulo-1

 

  Las ediciones de Kalandraka siempre han destacado por su manierismo a la hora de encuadernar y de ilustrar sus textos dirigidos a los niños. Creo que este nuevo trabajo editorial que ahora nos presenta Kalandraka justifica la exquisitez de su oficio al otorgarle a los versos de Lorca una dimensión fantástica y paradójica, más allá de lo literario, porque las ilustraciones de Gabriel Pacheco dotan a los poemas de una lectura mucho más profunda.

El ritmo popular, las repeticiones y los estribillos de esos poemas y canciones infantiles que Lorca componía, heredero del acervo cultural que el folclore andaluz le proporcionaba, han inspirado unas ilustraciones con una reveladora influecia modernista, aludiendo a metáforas sutiles que los versos de Lorca reflejan con tanta delicadeza. Las influencias de Erik Johansson, Ofran Amit o de Tyson Grumm parecen estar en estos trabajos de Gabriel Pachecho cuyas texturas y colores destacan por su melancólicas figuras y por unos especios grises y apagados que contrastan con la belleza de las figuras y sus objetos, con la nostalgia y la fragilidad que desprenden poemas como Paisaje o Cancioncilla sevillana.

Por primera vez se reivindica un valor transcendental a estos poemas de Lorca que, aparentemente sencillos, demuestran la técnica eficaz y la hondura del poeta andaluz. Los poemas infantiles de García Lorca no son una obra menor y es precisamente la sensibilidad pictórica de Pacheco la que rescata ese valor enigmático, premonitorio y triste de los versos. Como si se tratara de mosaicos e iconos bizantinos, esas pinturas aportan su propio lenguaje, encierran su propia moraleja, consagran su personal acertijo a los poemas, logrando que pintura y palabra sean un solo lenguaje, un armónico conjunto de sensaciones que nos interroga sobre la infancia como un espacio en el que la inocencia también tiene su frágil consistencia en niños que son susceptibles a lo que sucede en el mundo, pues no deja de ser una vivencia premonitoria del dolor y la muerte.

Paf, una reseña del libro escrito por Tamym Maulén

 
tamym maulen paf poesia
 
 
PAF es un libro trastornador. Hay aquí una nueva voz, un nuevo lenguaje, son poemas profundamente dolorosos y cómicos a la vez y llegan al final de la herida. La estructura es alucinante, esas tres secciones: SHHHHH-CRASH-PAF que corresponden unos de los cuadros de las tres historietas de Mafalda que preceden a esas secciones, más esa suerte de compendio final en NIÑO CHILENO CON GUITARRA A PALOS, van tocando las zonas más duras y tumefactas de un orden familiar –no olvidemos que Mafalda ha representado precisamente el paradigma de las familias de las clases medias- donde la inocencia es también una construcción, una de las tantas formas que toma el disimulo. PAF es la onomatopeya por antonomasia del golpe y el libro, también como si fuera una historieta o una sucesión de gags, nos presenta a unos personajes unidos por la trama de una violencia inextirpable, inscrita en la intimidad, y por un hablante que nos muestra que las palabras no tienen otra función que las de disimular esa violencia y si ello no fuera posible, de naturalizarla. Aparecerán así un hermano (que me golpea y a quien yo también a veces golpeo), una madre (la peor poeta del mundo) a quien mi padre golpea, y un padre con su brazo “paf” con su puño “pum” con su pierna “squash” que siempre golpea a mi madre, cuya función es mostrarnos, en sus simulaciones, en sus melodramas, el estado general de una sociedad que no puede emerger de su extrema injusticia y crueldad, porque sus  rituales de iniciación –la entrada al lenguaje, a la cultura- son sangrientos. –la familia, la infancia, son rituales sangrientos. Es parte de lo que estos poemas nos muestra. Frente a la saturación de formas, de estilos, de retóricas, con que las nuevas escrituras y los nuevos poetas chilenos tratan desesperadamente de diferenciarse otros de otros, produciendo a menudo el efecto exactamente contrario, PAF nos recuerda que los grandes comienzos nunca son vaticinables y este primer libro de poemas de Tamym Maulen es un magnífico ejemplo de ello. Insisto en la palabra poemas. Rompiendo y a la vez entrando en la tradición de la gran poesía, estos poemas -originales y feroces- nos acaban de mostrar la forma más sofisticada e hiriente del candor.
 
El libro Paf  (Ed.Pornos) de Tamym Maulén pueden descargarlo de manera gratuita acá

#Chile 1º concurso NACIONAL de poesía Pablo de Rokha

p.txt

Via Revista Cinosargo 

1º concurso NACIONAL de poesía Pablo de Rokha

A 120 años del natalicio del destacado poeta chileno Pablo de Rokha, Escuelas de la Poesía presenta la 1º versión del Concurso Nacional de Poesía Pablo De Rokha, patrocinado por la Fundación de Rokha y el auspicio de Alquimia ediciones.

Escuelas de la Poesía pretende con este certamen saldar una deuda: dialogar con la figura del poeta, haciéndole honor a su vida, obra, trayectoria y legado. Para esto premiará a la obra ganadora con la publicación y distribución en todo el país de su libro, por el sello Alquimia Ediciones. El jurado estará compuesto por destacados poetas y académicos.

Pueden participar autores chilenos, hasta 35 años, enviando sus obras originales e inéditas, hasta el viernes 31 de octubre de 2014.

Información y bases

www.escuelasdelapoesia.cl

https://www.facebook.com/escuelasdelapoesia

escuelasdelapoesia@gmail.com

El azor en el páramo, de Ted Hughes

El azor en el páramo, de Ted Hughes: antología poética de Bartleby Editores.

Por:  Manuel García Pérez

 @ManuelGarciaOri

index (1)

   No soy el más indicado para analizar la poesía de Ted Hughes, salvo que lo haga desde la incertidumbre que me ha causado la lectura de El azor en el páramo, en Bartleby Editores. Quisiera felicitar la tarea ingente que habrá supuesto la traducción de este autor a Xoán Abeleira, cuyas introducción, además, es extraordinariamente reveladora para percatarnos de la complejidad de un poeta como Hughes que concibe la escritura lejos  de lo puramente literario.

  Cuando indagamos en su concepción de la existencia, la poesía de Hughes reproduce una serie de microcosmos a partir de los que reflexiona sobre aquellos aspectos de la existencia que ninguna religión ni orden filosófico pueden explicar con concreción. Lo poético en realidad predomina más allá del puro formalismo de figuras y ritmos: “Mi sangre ociosa se hiela/ Al ver cómo la alondra se esfuerza en llegar a su nibe/Escalando con dificultad/ En medio de una pesadilla/ Ascendiendo la nada (…)” (pág. 173).

   Siendo Hughes un poeta que define gran parte de su universo personal desde referentes concretos, el mundo real es su asidero para la expresión un descarnado lirismo, lleno de sugerencias fatales sobre el destino de los hombres. El caos, el azar y la belleza como un enmascaramiento para no reconocer la crudeza del destino predominan en esta poesía. Ahora bien, como señala el propio Abeleira en su espléndido estudio introductorio, la violencia no es el tema de la poesía de Hugues, sino la amoralidad, la predestinación, la irreparable evolución de un mundo natural que, con nosotros y sin nosotros, encuentra en la germinación y en la muerte su forma de supervivencia futura. La que le ha valido para existir desde el caos.

Read More…