Tag Archive | OVNI

NO ES UN ADIÓS SINO UN HASTA LUEGO, A UN GRANDE, DON SALVADOR FREIXEDO

“Cuando me acueste para morir, estaré a punto de nacer”.

Salvador Freixedo

44940978_731156670565110_469070253322665984_n

Una señora sale de un barrio de ricos, estropeada como un robot al que se le da abuso y maltrato. La pregunta que nos dejó Freixedo, a lo largo de sus incontables conferencias, apariciones en la radio y la tele, y varios libros, como prolífico autor, fue ¿qué hace que los humanos nos comportemos de esa forma con otros humanos? Y la respuesta parece estar clara: desconfiemos de nuestros dioses.

El Dios a que se refiere Ignacio de Loyola es por supuesto el dios de la Biblia; el rencoroso y miserable dios del Pentateuco. Y a ese individuo yo me niego a darle ninguna adoración ni servicio.

No tenemos mucho qué decir, sino que se murió Don Salvador y ya todo se sigue yendo a la mierda.

Cada vez el mundo se vuelve más una granja y los Dioses son más Dioses.

La función continúa infortunadamente. Y somos los animales del circo, al que asisten criaturas para nosotros extraordinarias: a divertirse con nuestras monerías de filisteos.

Aún recordamos aquél día que don Antonio Ribera dijo que si los extraterrestres no existían, debíamos inventarlos para acallar jetas racionales de suficiencia.

Son esos mismos hijueputas extraterrestres los que nos hacen sentir racionales, los que nos aplauden las morisquetas circenses. 

¿A quién queremos gustar, don Salvador?

El-joven-Salvador-Freixedo-recien-ordenado-71-300x240

«Mi iglesia duerme» el joven Jesuita rebelde, Freixedo

En el cristianismo se nos dice que Dios es nuestro Padre. Pero cuando uno lee la Biblia llega a la conclusión de que el hombre, en esta etapa de su existencia es un pobre huérfano en el Cosmos.

Ahora que saldrán los frikis a hablar mucho de Don Salvador, no queda más que el mutismo. Nos gustaría temernos que esto ha sido una broma pesada, que uno después de muerto solo tiene tierra y putrefacción; pero los malparidos extraterrestres nos harán reencarnar para seguir con su oprobioso y ruin espectáculo, a costa de nuestra orfandad.

Un OVNI nos espera al final de la muerte y al inicio de otra nueva muerte, en otro rincón del cosmos. Tú comprendiste eso, y por eso nunca te atreviste como los rufianes a dar una definición de Dios, sino que te declarabas un agnóstico enamorado de la inmensidad del misterio, misterio al que ayer has penetrado en medio de la complejidad de tu sueño

Y, como en el amor, te habitó la reciedumbre del que sabe de la próxima desilusión, la cual se alimentará de un nuevo enamoramiento, hasta que alguna vez, quizás, aparezca algo semejante a todo.

Screenshot-05_02_2016-13_41_22

Jueputa, estamos tristes y agradecidos con vuestra existencia, don Salvador.

Que algún día, un cohete psíquico, dispare tu nombre en el firmamento:

¡SALVADOR FREIXEDO ESTUVO AQUÍ Y NO COMIÓ CUENTO NI SE LA MAMÓ AL GRANJERO DE HUMANOS! 

 

¿… Bufonírico? Por: Luís Antonio Bolaños De La Cruz

Luís Bolaños es el secreto mejor guardado de la ciencia ficción colombiana; incansable divulgador del género y un encomiable escritor.

Hoy compartimos su cuento:

1184869_10202067299664869_1358171901_n

¿… Bufonírico?

Luís Antonio Bolaños De La Cruz

El origen de esta minificción es un sueño (25.09.13), lo he transcrito casi igual a como lo recuerdo, excepto el final que quizás por la incomodidad de lo que sucedía omití cuando lo relaté en la reunión mensual de Coyllur, ya enfrentado al teclado surgió de inmediato la necesidad de transcribirlo, pero no cabe duda sobre la influencia lovecraftiana, el juego entre el nombre científico y la comedia… y su relación con mi anterior relato “Opciones de Everett”.

Thor & Lupo Asociados (un amigo desde la infancia y yo conformamos todo el equipo) ha tenido la suerte en medio de esta crisis desenfrenada de acceder a dos consultorías.

En la primera debemos identificar en una serie interminable de embalajes casi idénticos guardados en un colosal galpón, aquellos referidos a un tema específico que desconocemos pero podemos reconocer -por las orientaciones impartidas por los contratantes- y fichar por encontrarse ilustrado mediante ideogramas azulados, los cuales aparecen sobre su superficie y se mueven hacia zonas donde no podemos observarlos, su presencia dura un lapso, así que nos quedamos a ver cuando regresan hasta clasificarlos; a medida que lo logramos, los organizamos, empujamos, apilamos y jadeamos, me recuerda mucho al tetris pero sin su precisión obsesiva. No obstante, debemos finalizar en un sólo día, ya que existen otros turnos, quizás tres, solucionando su propio incógnita, que descolocan lo que ya habíamos conseguido, lo cual comprobamos al retornar cada mañana.

La tarea incomprensible y hasta caótica se relaciona, en cierta forma quizás elusiva. con la segunda consultoría, donde realizamos entrevistas a una serie de personas que observaron un OVNI, y tenemos que dilucidar -como si se tratara de un EIA- cuanto ha influido su presencia en el entorno (lo cual nos permite deducir que nadie duda del suceso, tanto que se está midiendo su impacto). Sospechamos que al igual que ocurre en el galpón, hay otros grupos realizando la misma tarea para después comparar, rescatar y completar información tabulable y confirmada dos veces por lo menos.

Las primeras preguntas de los interrogatorios las propongo yo, Thor continúa, suelo cabecear mientras tanto y me extravío, ya que no capto de manera adecuada las respuestas y suelo fabular y ensoñar monstruos. Con frecuencia me sacude y musita ¡Lupo, atento!.

La campiña donde buscamos, identificamos y conversamos con las personas designadas es bonita y plácida, pero hay un vallecito casi al centro que por alguna razón no recibe suficiente luz solar, siempre que nos retiramos (se nos ha ordenado que nos alejemos al oscurecer) nos paramos en el borde, contemplamos las sombras que se congregan en el prado central, cual si una membrana opaca lo ocultara y ambos sufrimos repeluznos antes de proseguir nuestro camino hacia la ciudad.

Por fin tras casi una quincena de esfuerzos, al arribar al depósito comprobamos que nuestra pila no ha sufrido cambios y que las otras tres secciones han liquidado su tarea por el orden que reina; nos alegramos pero al mismo tiempo nos inquietamos porque sospechamos que hoy si podremos bajar al vallecito; un aroma a destino nos envuelve mientras vamos saltando de piedra en piedra por el sendero trazado en la ladera, casi sin percatarnos arribamos a la explanada, siento en el rostro y manos una sensación pegajosa y asimismo áspera que por un instante me ciega, y luego la sorpresa nos sacude: un ET colosal rosa y malva, semejante a un sapo lustroso de enormes nalgas nos espera, sus ojos sin pupila hipnotizan, la punta de una lengua que deducimos poderosa y larguísima se asoma por su hendidura bucal sin labios, incluso adivinamos que nos contrataron para que sirviéramos de alimento cuando la desenrolle.

Más real que el meteorito ruso: Un OVNI grabado por Nacho Vigalondo

domingo-1

La madrugada del viernes siguiente a la celebración del San Valentín del 2013,  la localidad de Chelyabinsk, en la zona de los Urales en Rusia, fue impactada desde la estratósfera por un meteorito dejando miles de afectados y cientos de heridos, entre los que se calculan 159 niños entre ellos. Este incidente que se originó en una zona bastante habitada y que fue grabado por decenas de cámaras, provocó que muchos lugareños tomaran el desastre como un ataque alienígena lo que esparció el pánico.  Aunque muchas personas siguen sosteniendo esta posibilidad, o la clásica teoría del auto-atentado de los conspiranoícos vuelva a salir, el consenso científico sostiene que se trata de un meteorito de pocos metros como para ser advertido por los observadores del Espacio, y la idea de que se tratara de un fragmento del asteroide 2012 DA14 aún no se descarta.

Veréis: un fenómeno que tuvo tanta difusión y cubrimiento en tiempo real por las redes sociales, difícilmente se puede ocultar y este exceso de visibilidad permite a los titereteros del mundo jugar con las mass mierda a su antojo, para beneficio de su agenda de control mundial. (Estamos en el Mundo Desconocido. Es) Desde Colombia no se puede entrar a esta página por lo que recomiendo usar un navegador tipo TOR.   ¿Pero si solo causamos lluvia de meteoritos  cómo podemos contenernos y permitir vivir la vida en vano? Por esta razón traigo una evidencia incuestionable de contacto extraterrestre.

Nacho Vigalondo, director de cortos español que hemos abordado previamente, nos brinda esta cinta de un avistamiento real de OVNI, ocurrido un domingo de picnic  a una joven pareja y cuya documentación visual les costó perder varios cassettes del viaje de vacaciones.

¡Despierta la conciencia!