Tag Archive | Luis León Sánchez

Diario del tour de Francia sin estar en Francia ni con los ganadores. Día 4

Hoy saldrán textos concentrados en detalles: se hará hincapié en la fortaleza de Van der Poel y su prosapia; se continuará conjeturando por la incidencia de la paternidad futura de Van Aert en su capacidad para ganar una etapa, se hará referencia a las curvas del embalaje y a lo frío que resulta un final en un autódromo. Puede que alguien enfatice el último puesto de Luis León Sánchez, aunque eso no pase de una anécdota y de un recurso para hacer literaria a una crónica en torno a un día donde se debe justificar el pago por la corresponsalía en el tour de Francia.  Ese es el trabajo: alargar con palabras lo que puede limitarse a citar un resultado escueto, así como el oficio del ciclista es pedalear, calcular y llegar a la meta. Sin crónica no hay llegada.

Alguien que ose recrear competencias ciclistas del pasado podrá romper el cerco de las adjetivaciones, la ampulosidad y el ansia de colocar a un deportista en el «olimpo» -a nadie en el gremio del periodismo deportivo le gusta la cruz; la omiten, aunque ella sea necesaria para alcanzar la gloria en el periplo escatológico- con un cúmulo de competencias llanas donde un pelotón de casi dos centenares de ciclistas se traslade de una ciudad a otra: sería la deriva de la escritura por la escritura misma, la reverberación de Barthes que, en su escritura, también se ocupó del Tour de Francia con esa mirada que parece novedosa aunque tenga más de sesenta años de aparecida; sería la fijación de un gremio de escritores de ciclismo en donde el ciclismo sólo sería un pretexto para escribir; aparecería, por fin, mi gran anhelo: un libro de doscientas páginas que, de lo aburrido y farragoso, parezca de mil.

Hoy ha sido un pretexto. O una obligación autoimpuesta para continuar con el diario, como ocurre con la gran mayoría de los días, independientemente de que haya o no un tour de Francia o una competencia ciclista.

El último de la clasificación general aún es Yevgeniy Fedorov, a un minuto y veinticuatro segundos de Moscon.