Tag Archive | Egipto

Diario del coronavirus desde Chiapas. Día cuatro

El calor y el viento frío provoca que los habitantes de San Cristóbal salgan con abrigos delgados mientras que los turistas se coloquen, apenas, un esqueleto y calcen alpargatas. Unos sienten frío y otros calor; entre el tiritar de uno y la transpiración del otro, aparece una tenue desconfianza y el hambre de un final del mundo en un municipio que parece cumplir, al menos en sus andadores del centro, las características de una postal de National Geographic.

Hace mucho tiempo, un obispo de Chiapas, un dominico neogranadino que se llamaba Francisco Nuñez de la Vega, avizoró dos posibles levantamientos apocalípticos que tendrían como centro a Chiapas.

El primero de ellos, según el profeta que se ocupó de acabar con cualquier credo o rito que fuese en contravía del catolicismo, ocurriría en 1712. En ese año ocurrieron cosas que, para algunos, fue el fin de una época e, incluso, de su mundo: se levantaron los tzeltales en Cancuc y empezaron a llamar a San Cristóbal-nuestra Ciudad Real- Jerusalén, pues estaba llena de impíos de sangre española que podía trocarse por la de los malhadados judíos y buscaban su caída gracias a la sublevación.

Para infortunio de los tseltales, Jerusalén no cayó y, pese a que no es la ciudad más grande de Chiapas, pervive y es una babel en cuyas puertas abiertas se exhiben y venden artesanías costosas, joyería hecha a base de plata y ámbar y blusas coloridas que bien pueden funcionar como souvenir o como rasgo distintivo para acceder desapercibido a alguna casa de altos estudios culturalistas.

La segunda premonición de Núñez apuntó a una nueva hecatombe que tendría lugar en 1994.  Ese fue el año en que el EZLN llegó hasta San Cristóbal y protagonizó la narrativa de una revolución que funcionó como un estertor ante la andanada de triunfalismo que se orquestaba desde los Estados Unidos, desde que se destruyó la burocrática Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Por unos días pareció que Francis Fukuyama sería mordido por los murciélagos de la selva Lacandona.

El mundo siguió andando, a pesar de las revoluciones siempre encharcadas en mitad de sus propios sueños y del pregonero Nuñez.

Y seguirá andando a pesar de mi sudor frío y de la tos. O del coronavirus que ya empieza a cansar a los habitantes: no llega a San Cristóbal y poco a poco empieza a difuminarse, salvo porque haya un estallido que, de una vez por todas, sacie el hambre de una catástrofe equiparable a la angurria del fray dominico.

Hace un par de días un lector comentó que el coronavirus iba a ser como la visita del papa a Colombia: mucha expectativa y una subsiguiente decepción. Lo que decepciona es la falta de letalidad y su lentitud; de hecho, puede que sea letal pero, si es tan perezosa como el SIDA, termina por convertirse en una afección asimilable a la naturaleza propia de vivir. Es como si el juicio final tomara los mismos tiempos que un proceso judicial en un juzgado: quizá ese juicio se convierta en el punto final de un purgatorio lleno de bostezos cuyo sellamiento es una condena inimportante.

Hoy San Cristóbal está escéptico e incurre en su normalidad. Los turistas se toman fotos y se sienten en el fin del mundo, o el confín, porque el fin parece ser asunto de Fray Núñez, al menos en estas latitudes.

Hoy hubiese sido un día maravilloso para que la peste comenzara, pero lo único que semeja a un embate de proporciones bíblicas es la avalancha de turistas enrojecidos como langostas que, por donde pasan, dejan un hálito de mortandad, como las langostas, las otras, las que azotaron a Egipto. Y, pese a todo, Egipto continuó.

Prácticas de gobernanza y control en el ciberespacio: Global governance and the spread of cyberspace controls de Ronald J. Deibert y Masachi Crete-Nishihata

Image

Durante las manifestaciones ocurridas en Venezuela en las últimas dos semanas volvió a escucharse la queja de que el gobierno estaba ejerciendo censura haciendo que los operadores de servicio de Internet no permitieran a los usuarios de Twitter subir a la red fotos o videos. La reaparición de estas denuncias demuestra que los gobiernos nacionales tienen un control sobre lo que sucede en el ciberespacio. En el articulo Global governance and the spread of  cyberspace controls Ronald J. Deibert y Masachi Crete-Nishihata explican las formas en que los gobiernos ejercen control sobre el ciberespacio, entendido como un campo de conexiones autorregulado, basado en principios de igualdad y neutralidad e inmune a los controles estatales. En este post resumo las principales formas que, según los autores, ejercen los gobiernos para controlar la información: las practicas coercitivas y las formas de regulación internacional que se están impulsando para convertir el ciberespacio en una extensión del territorio geográfico de los países.

El ciberespacio

El ciberespacio es un campo de conexiones y comunicaciones entre usuarios que pueden acceder al internet por medio de un computador. El término –que surgió en la literatura y el cine de ciencia ficción en la década de los ochenta– describe el lugar en el que se lleva a cabo la comunicación mediada por computador y el flujo de datos digitales entre computadoras interconectadas. El ciberespacio puede ser definido como una dimensión diferente y separada de los entornos de la naturaleza y la ciudad. Read More…

Carl Sagan recuerda a Champollion, el descifrador de la piedra de Rosetta

Champollion-03

Hoy hace 181 años falleció Champollion, el hombre que descifró lo escrito en la piedra de Rosetta y que ha sido uno de los pilares para la construcción de lo que se conoce como genio. Al igual que Rimbaud, desde niño fue considerado un aventajado y su gran empresa se ha visto recompensada porque su nombre estará ligado a la magnificencia egipcia. Para recordarlo les presentamos un fragmento de la serie «Cosmos» de Carl Sagan, en donde se relata lo hecho por este francés enamorado de Egipto:

El prodigioso mes en el Valle de los reyes

Hace noventa años fue hallada la vía de acceso de la tumba de Tutankamón. el descrubridor fue homenajeado por google este año con ocasión de su natalicio: Howard Carter. Para recordar aquel fulgurante noviembre de 1922, donde el valle de los reyes en Egipto volvió a convertirse en el epicentro del mundo, les presentamos un documental con la biografía del arqueólogo más famoso del siglo XX.

Si quieren leer las notas de la expedición de Carter y su equipo de trabajo y ver algunas fotografías tomadas durante la búsqueda, en este lugar encontrarán la mayoría de los documentos.

Read More…