Tag Archive | Efectos Especiales

Tres relatos de ciencia ficción de Vigalondo

nachi gibv

Nacho Vigalondo es un director de ciencia ficción más interesante que James Cameron y otros semejantes  que solo cuentan con caros efectos especiales, cuando el efecto especial más increíble  de todos en este planeta es la ilusión de una realidad estable y un mundo sin gracia; efecto que, afortunadamente, a veces presenta  baches, revelando algo más espectacular, que es de lo que la buena ciencia ficción se nutre.

Este corto que en realidad son tres film-minutos entrelazados, se presentó para el LifeCam Short Festival.

 

Xenogenesis, el primer corto de James Cameron

xenogenesis

Encontramos detestables a esos directores de cine que hacen películas de Ciencia Ficción de alto presupuesto, que son alabados por la crítica y el público, sin mucho material novedoso para proponer al género. Este es el caso de los directores más sobrevalorados de la industria como Ridley Scott, James Cameron, Steven Spielberg  y el mismo Peter Jackson en la Fantasía. No obstante, los juzgamos por su último período, desconociendo frecuentemente el camino que atravesaron para llegar a ser los grandísimos gilipollas que son hoy día. Un breve repaso por sus primeros trabajos y los inicios de su carrera, sobre todo ver esos primeros trabajos cinematográficos, hacen que apreciemos un poco -si bien no lo que hoy son día- lo que alguna vez fueron: unos fervorosos  fanáticos de la ciencia ficción tan similares a nosotros que eriza la piel cuando nos damos cuenta.  Podemos imaginarlos comiendo papas de paquete, tomando coca-cola y riendo emocionados mientras veían las aventuras de Flash Gordon en el planeta Mongo; con las manos metidas dentro de los bolsillos de un jean sucio, haciendo pucheros, plantados por  mujeres engreídas que esperaban algo más de los muchachos que esas aburridas obsesiones por revistas pulp y amiguitos de otros mundos (y con «más» no hablo de obsesiones más elevadas, sino de cosas más prosaicas, como la preocupación por un trabajo serio, un status social y hobbies que no los apartaran demasiado de su medio). Así me imagino yo a James Cameron a los 22 años, un camionero que escribía historias de ciencia ficción y hacía modelos a escala.  Este Cameron se llenó de cólera algún día cuando vio en el cine Star Wars y se dio cuenta que esa mierda era algo que él mismo podía hacer. Entonces se encerró en la Biblioteca local a estudiar Efectos Especiales, con largas incursiones al baño por el malestar que le ocasionaban las avenas que la mami le preparaba, escribió el guión de una batalla espacial entre una mujer con un exo-esqueleto y un robot extraterrestre, y convenció a los dentistas de su condado de darle dinero para rodar el corto junto a un amigo. Así surgió Xenogenesis, la primera película del futuro prominente director de Hollywood. En contra de las expectativas del ambicioso camionero, la cinta fue un fracaso y ningún estudio se interesó en ella; sin embargo, esto le permitió conseguir trabajo como creador de mininaves espaciales en la cinta Battle Beyond the Stars, producida por Roger Corman, lo que sería su puerta de entrada a Hollywood y su consiguiente olvido de la belleza de muchacho que alguna vez fue.

 

James Cameron’s Xenogenesis with Russian subs from owk4rce on Vimeo.

The Sphere, un corto de ciencia ficción, no confundir con Sphere

The-Sphere

The Sphere  (2012) es un corto de Nicholas Militello, sobre una raza alienígena que busca desesperadamente una poderosa esfera del tamaño de un balón de baloncesto. No se debe confundir con Sphere (1998)  una película sobre el descubrimiento  de una nave extraterrestre en la profundidad del océano.

El diseño de las naves del corto fue creado por el director Militello, como la mayor parte de los Efectos Especiales,  el resto fue comisionado a artistas de todo el mundo que participaron en el proyecto. La producción duró casi dos años, con un presupuesto modesto, una cámara fotográfica Canon DSLRs, editado en una laptop MacBook Pro.

 

THE SPHERE from Nicholas Militello on Vimeo.