Tag Archive | August Strindberg

El arrepentimiento de Dios

SEK00STRINDBERG

August Strindberg (1849-1912) reconstruyó el génesis, revisó «El paraíso perdido» y encontró que nunca se perdió nada y que todo volverá a la Nada, encontró una nueva naturaleza de Cristo y visualizó el final, teñido de arrepentimiento divino. Les presentamos una pieza teatral de este ángel nacido en Suecia, el mismo lugar de las célebres revistas que mostraron tetas y vulvas rubias y endiabladas a ángeles en Gomorra.

Coram populo

«De creatione et sententia vera mundi»

Misterio

EL PADRE ETERNO,  invisible.

DIOS, el Espíritu maligno, usurpador, el Príncipe

de este mundo

LUCIFER, el Portador de Luz, destronado.

ARCÁNGELES

ÁNGELES

ADÁN

EVA

ACTO I

EN EL CIELO

Dios y Lucifer, cada uno

en su trono. Están rodeados de ángeles.

Dios en un anciano de aspecto severo, casi malvado:

luce una luenga barba blanca y unos cuernecillos en la

frente, como el Moisés de Miguel Ángel. Lucifer es

joven y bien parecido, con cierto aire de Prometeo,

de Apolo y de Cristo al mismo tiempo; su tez es

blanca, luminosa; sus ojos, resplandecientes;

sus dientes, blancos. Una aureola

remata su cabeza.

DIOS

¡Hágase el movimiento, pues el reposo nos ha corrompido! ¡Quiero intentar una nueva manifestación, aun a riesgo de dispersarme y perderme entre esa multitud de brutos!

¡Mirad! Allí abajo, entre Marte y Venus, aún quedan sin ocupar algunos miriámetros de mis dominios. Quisiera crear allí un mundo nuevo: nacerá de la Nada, y a la Nada habrá de retornar un día. Las criaturas que vivan en él se creerán dioses como nosotros, y será para nosotros un placer ver sus luchas y vanidades. ¡Que su nombre sea el mundo de la locura! ¿Qué dice a ello mi hermano Lucifer, que comparte conmigo estos dominios al sur de la Vía Láctea?

LUCIFER

Hermano y Señor, tus malos propósitos exigen sufrimientos y desdichas. ¡Tu idea me parece execrable!

Read More…