Tag Archive | Ángeles

Malédiction

image

 

Feliz noche, angelitos.

 

 

Bendito sea Dios por los ateos brillantes

Juanateo

Los ateos se han angelicado. También pueden tener alas de ángeles y efectuar vuelos de ternura. En el documental “Ateismo brillante” aparece Juan, un ferviente ateista. En su discurso se repiten muchos de los tics de este movimiento que cobra más fuerza y al que muchos alinean con los escépticos y defensores del santo oficio de la cordura.

Los testigos de Jehová y predicadores de cualquier rama del cristianismo tocan a tu puerta o te detienen en mitad de la calle para decirte que todo lo que piensas es errado y que, si no crees lo que ellos creen, habrás de incurrir en una eternidad infernal, aunque siempre existe la posibilidad de esquivarlos. Los ateos no tocan a tu puerta ni te detienen en la calle; todo lo hacen en facebook; publican memes con frases venenosas adjudicadas a Carl Sagan, Richard Dawkins, Mario Bunge, Albert Eisntein, Stephen Hawiking o Neil de Grasse Tyson y no hay manera de evitarlos, en todas las te dicen que, si no eres ateo (ellos no creen que Dios no existe pues son científicos y en la ciencia no hay lugar para ese tipo de operaciones mentales de orden inferior de modo tal que se maneja la duplicidad ser/no-ser) eres un ignorante al que respetan como lo hacen los criadores de pollos con sus aves.

Acá pueden ver el primer vídeo en donde Juan, el bautista de los ateos, narra toda su transformación y entona un coro sólo igualable con los de las iglesias de creyentes.

La farmacia de Dios (Teoficción visual)

 

Templos reptilianos

Mi muy caro amigo:

Tal y como se lo prometí en anteriores comunicaciones, me permito hacerle llegar algunas fotografías en las que trato de evidenciar  la pervivencia de los ecos reptilianos en esta colonia que cada día se siente más independiente pero no sale de su culto para con los reptiles. Aún no sé si todos son reptiles o sus esbirros inconscientes y, por tanto, no he podido cazar al primero desde que he llegado a este lugar pero tengo paciencia, al fin y al cabo los domesticados son tan imbéciles que hacen cosas como las que a continuación le refiero.

Hace unos días me encontré con anuncios en los que se burlan (los anunciantes o lacayos de los reptilianos) de quienes creen en la venida de seres alienígenas; colocaban una foto en la que aparecen viejos disfraces de posibles entidades de otros cuerpos celestes y añadían que, si eran tan evolucionados o avanzados (como si solo existiera un camino de evolución y avance), por qué se limitaban a hacer surcos en plantaciones y a raptar a personas insignificantes o locas; reí ante tanta pedantería inocente y pensé en todos los ineptos que los gobiernan y que obedecen a las preceptivas reptilianas que pasan como simples humanos, al igual que los llamados cultores de la ciencia y autodenominados escépticos (que lo son por los vericuetos hábiles hechos por los reptiles).

En estas fotos verá cómo todo los cultos a los reptiles se toman por viejas teogonías y arcanas religiones, minimizando el suceso y argumentando y explicando todo bajo las últimas creencias científicas (uno de los últimos peldaños aportados por los reptiles para seguir domesticando a estos seres que se vanaglorian de poblar al planeta aunque ni siquiera saben para qué lo quieren hacer o por qué quieren vivir):

 

Read More…

Necrológica de un ángel satánico: Héctor Escobar Gutiérrez

Ha muerto Don Héctor, el último Cancerbero del Imperio Satánico que aún creía en Dios. Ahora solo queda la vulgaridad del cinisimo y la suficiencia de los ateos de poca monta, como el Sumo Sacerdote de La Iglesia Satánica Atea, Anton Sandor LaVey.

El condecorado de Satán

El condecorado de Satán

Don Héctor transitaba por los senderos de la cábala y la sabiduría sefirótica se transformaba en el esqueleto de Lucifer, yendo más lejos que sus simbolistas más reconocidos como Jorge Luis Borges.  A él jamás se le podrá decir Anticristo, porque lo que tenía era Cristos en su alma.

Mientras hombres de estrecha mirada y bajezas propias de políticas y sabidurías de portera como Fernando Vallejo, hacen aspaviento de su racionalidad, don Héctor se paseaba engalanado por las calles de su natal Pereira oteando al Infierno como la mejor posibilidad del Paraíso, lejos de sus famosas coterráneas que han hecho carrera por el mundo profesando la magia negra de la prostitución.

Don Héctor alejó los espíritus inmundos de la mediocridad, y basado en los cuatro elementos fundamentales del mundo sirvió de bálsamos para unos cuantos desdichados pandilleros que imitaron sus ritos satánicos y hoy día se pudren en sus cárceles, porque llevaron los versos del maligno a sus prosecusiones más bajas, y como ya sabemos, en Pereira persiguen más las sectas satánicas que los carteles y redes de tratas de personas.

Salud, Don Héctor, porque tu Infierno es el Paraíso. Y porque el Paraíso de muchos, es tu infierno.

Os dejamos con unos de sus poemas, leído por él mismo como un Papa cansado; y, en seguida, el documental que registra su paso por esta dimensión:


Sobre el coito, un diagnóstico de Al-Razi

Colofón-Libro_de_Medicina_de_Razi

Al- Razi fue un médico y pensador brotado en el esplendor árabe-islámicodel siglo X; sus posturas filosóficas no fueron tomadas de la mejor manera por el islam. Avicena, por citar un ejemplo, solía defenestrarlo y burlarse de él diciendo que mejor habría hecho si se hubiese dedicado con exclusividad a estudiar los excrementos y la orina. En este capítulo que a continuación les presentamos, el 15 de “El libro de la medicina espiritual”, se ocupa de algunos efluvios y fatalidades biológicas propias del coito, ese enemigo de los ansiosos y los ángeles en Gomorra:

Sobre el coito

También es esta una de las afecciones malas a las que invita y lleva la pasión y la preferencia por el placer, acarreando al que la padece diversas desgracias y graves enfermedades, ya que debilita la vista, arruina y consume el cuerpo, precipita la vejez, la decadencia y la decrepitud, daña el cerebro y los nervios, y hace decrecer y disminuir las fuerzas, junto a otras muchas enfermedades cuya mención sería larga.

Su ansiedad es fuerte, como la de los otros placeres, y más aún cuando se piensa que su placer excede a los otros.

La frecuencia del coito ensancha los conductos por donde va el semen, afluyendo mucha sangre por ellos. Así, se aumenta la producción de semen y se incrementa por ello el deseo, redoblándose la pasión.

Por el contrario, la menos frecuencia y la abstención conserva la humedad básica del cuerpo, particularmente en la substancia de los miembros. De este modo, el período del crecimiento y del desarrollo se alarga y se retarda el envejecimiento, la consunción, la decadencia y la decrepitud. Los conductos del semen, al no llevar materia alguna, se estrechan. La producción de semen disminuye, se debilita la erección, se encoge el pene, se rebaja el deseo y desaparece su intensa comezón y exigencia.

Por ello debe el hombre inteligente dominarse, abstenerse y combatir esto para no verse incitado y azuzado hacia ello y no llegar a una situación difícil en la que ya no pueda apartarse ni abstenerse.

Asimismo, debe reflexionar y repasar lo que hemos comentado de domeñar y refrenar sus pasiones, especialmente lo que hemos mencionado en el capítulo sobre la gula, a propósito de la segura molestia, sofoco, comezón en incitación a conseguir lo deseado y a llegar al colmo de lo que es posible, ya que este aspecto está más confirmado y es más evidente en el placer al que se llega en el coito que en los restantes placeres, por la superioridad sobre aquéllos con que se le imagina.

Read More…

Memazos del 2013

La doctrina cristiana en estas épocas de internet desenfrenado. (7 de mayo)

La doctrina cristiana en estas épocas de internet desenfrenado. (7 de mayo)

Un año que viene y otro que se va. El 2013 fue otro año que se fue con todo y memazos. Memes que en ocasiones ejercieron su función como puntuación de Mil Inviernos. También sirvieron para comunicarnos con nuestros seguidores en redes sociales, de una manera menos formal que a través del estricto texto que nos esmeramos en subir y seleccionar directamente en la página web.

Estos son los memazos con los que se fue el 2013, mientras esperamos que el 2014 venga con sus respectivos pepazos:

Read More…

Satán está vivo y bien en el planeta Tierra

598415_10151269746365264_1490120413_n

Satan is alive and well on planet earth se plantea como un viaje al extraño mundo de lo supernatural con el mismo autor de The Late, Great Planet Earth, Hal Lindsey, libro profético que sería narrado por Orson Wells en la adaptación cinematográfica.  En  Satan is Alive…  se hace un repaso de la edad satánica que estaba surgiendo, a principio de los años 70, que reafirma la convicción de Lindsey de que la contracultura de los años 60 se terminaría convirtiendo en la cultura dominante. Por lo mismo se hace un repaso sistemático a lo que para Lindsey constituyen “Bombas mentales” a saber llevadas a partir de estas doctrinas: La primera bomba: Kant. La segunda bomba: Hegel. Tercera bomba: Kierkegaard. Cuarta bomba: Marx. Quinta bomba: Darwin. Sexta bomba: Freud y, por consiguiente, los frutos freudianos. Además, está lo que se considera la “evolución de la revolución” a partir de Lenin. Siguen los demonios de la Línea Frontal. Y por último todas las Cosas Profundas de Satán. Por supuesto, en este libro también se habla de los Ángeles de Luz, los Signos y Maravillas de este tiempo, como también se brinda un diágnostico de la posesión demoníaca y un repaso por las técnicas de doctrina de Satán. Este autor, se ha clasificado dentro de lo que se llama “Sionismo Cristiano” y, por sus predicciones catastróficas, “Cristianismo Escatológico”. Actualmente Hal Lindsey lleva un portal independiente de análisis de noticias internacionales: The Hal Lindsey Report.

Hal analizando los tiempos modernos

Hal analizando los tiempos modernos

 

Etnografía de un viajero interdimensional IX

Uno Cinco Tres nos relata el encuentro con unas criaturas que lo han dejado gratamente impresionado. Este es su informe:

unocincotres

Ángel en el coliseo dorado

En muchos estados de la conciencia existen los planetas, no solo en el plano físico humano, hay planetas que solo residen en los sueños más profundos de la humanidad, de los seres existentes y demás residuos en el cosmos y en la totalidad de la existencia.
Al viajar por estos planos, me situé en un escenario de Luz, rodeado por un bosque profundo y un poco oscuro, a causa de su grandeza y vegetación, vi un coliseo, junto a una iglesia la cual tenia sus entradas hechas como para los gigantes de la antigüedad (humana).
Decidí visitar primeramente la iglesia, y muchos de mis compañeros viajeros estaban a mi lado, todos jóvenes en esa dimensión, obedecíamos al sistema educativo y de conciencia que nos brindaba nuestro creador, gratuitamente y a la que ingresábamos por intuición y decisión propia.  dentro de ella vi un altar, frente a unas sillas hechas en piedra o mármol, las sillas, de tamaño acorde a las grandes entradas, parecían hechas para seres gigantescos
El templo era hermoso, pero mientras mis hermanos viajeros se organizaban en grupos para hacer una formación y atender a las palabras de uno de los mirshmat (no se puede pronunciar o escribir), yo me involucraba en una grande aventura.
Ante mis ojos apareció un coliseo, enorme, dorado, lleno de seres de todas clases, humanoides, alados, animales terrestres superdesarrollados y miles de formas más.
Decidí adentrarme entre la multitud de formas vivientes, todos celebrando algún evento o ciclo cósmico.  cosas alusivas a la festividad: banderitas de colores, colgantes con muchas formas, algunas extravagantes, portaban la mayoría de quienes acudían al coliseo.
No obstante, como viajero interdimensional, era de mi labor retratar a un ser que cautivó mi atención, un ser que de lo alto caía y volvía a subir, haciendo un espectáculo realmente hermoso, tenia forma de ángel, con una especie de casco o sombrero que cubría su cabeza, sus alas eran blancas y brillaban con la Luz del sol… no podrían haber escogido mejor ocasión para mi materialización dentro del plano etérico de mi conciencia.
unocincotres1
Portaba un cinturón dorado, sus piernas estaban al descubierto, aunque mis ojos no recuerdan su forma, mi intuición afirma que se trataba de garras, parecidas a las de las grandes aves de las montañas del lejano mundo.  sus manos eran de igual forma, garras, tres de ellas con una protuberancia en la parte donde iría el pólice. Este ángel portaba una cuerda que lo unía a otro de sus hermanos, así entonces se balanceaban, de un lado a otro, por encima del coliseo, haciendo efectos visuales en el aire y cautivando a quienes asistían en el evento. Todo fue un gran show, lleno de seres alegres y formas vivientes danzando a la par con la conciencia.
Pero no todo era diversión, tuve que retornar al lugar donde estaban todos reunidos, y me despedí del coliseo con un gran anhelo de volver a estar ahí y poder presenciar de esa manera a estos bellos seres, que ante mis ojos danzaron por el cielo, junto al sol y la felicidad en colectivo.

Un angelólogo recordado por Juan José Arreola

Angeles

Juan José Arreola nos ha entregado, en su “confabulario”, un escrito donde recuerda, al estilo de su maestro Marcel Schwob, una de las teorías más angelicales sobre ángeles que jamás pudo darse pues puede explicar por qué ahora uno se los encuentra con sus sonrisas desdentadas pero siempre orgullosos frente a esos diablos que sonríen, mostrando sus dientes de marfil. El angelólogo se llamaba Sinesio de Rodas y, como toda angelicalidad radical, quedó sepultado en el olvido:

SINESIO DE RODAS

Las páginas abrumadoras de la Patrología griega de Paul Migne han sepultado la memoria frágil de Sinesio de Rodas, que proclamó el imperio terrestre de los ángeles del azar.

Con su habitual exageración, Orígenes dio a los ángeles una importancia excesiva

dentro de la economía celestial. Por su parte, el piadoso Clemente de Alejandría reconoció por primera vez un ángel guardián a nuestra espalda. Y entre los primeros cristianos del Asia Menor se propagó un afecto desordenado por las multiplicidades jerárquicas.

Entre la masa oscura de los herejes angelólogos, Valentino el Gnóstico y Basílides, su eufórico discípulo, emergen con brillo luciferino. Ellos dieron alas al culto maniático de los ángeles. En pleno siglo II quisieron alzar del suelo pesadísimas criaturas positivas, que llevan hermosos nombres científicos, como Dínamo y Sofía, a cuya progenie bestial debe el género humano sus desdichas.

Read More…