Tag Archive | Alan Turing

CRIPTO PARTY CHOCONTÁ CELEBRA A TURING (Ficciorama)

La cuadragésima novena edición del fanzine de producción quirográfica, FICCIORAMA (reproducción mecánica y de distribución repentina mensual) rindió  un pequeño homenaje a Alan Turing, un héroe criptopunk. Este número incluyó el cuento de Luis Cermeño que a continuación os compartimos:

 

El fanzine completo se puede ver acá:

 

 

CRIPTO PARTY CHOCONTÁ CELEBRA A TURING

Por Luis Cermeño

collageturingw

 

 

Clifordo miró la pantalla de la laptop de Olafo, que corría en Arch Linux, y le preguntó qué carajos estaba haciendo:

– Estoy mintiendo.

Esa es una puta paradoja lógica, le reclamó Clifordo, y siguió con el reto de crear túneles seguros en OpenSSH.

Cuando perdieron el reto, ambos se fueron renegando hasta la sala de los pcs y allí empezaron a jugar frenéticamente La Batalla por Wesnoth.

Alan Turing era el homenajeado esa tarde en la Cripto Party de Chocontá. Esto significaba que por ese día terminaban los retos, la oportunidad de ganar unas buenas consolas, tomarse fotos junto las estupendas modelos de las marcas patrocinadoras, y de ganar un poco de prestigio entre la comunidad cundiboyacense de programadores y criptopunks.

Lo que seguía esa tarde en la CP serían charlas de pendejos pseudo-especialistas y uno que otro activista loco que se pusiera a reclamar por los derechos de los gays en las comunidades de redes y seguridades.

¿Comunidades?

Ríeron ambos al unísono, y tomaron sus mochilas para irse a pasear por el campo, disfrutar de las fresas de la región y darse un baño en las termales.

El sol sabanero esa tarde arreciaba las hormonas adolescentes de los programadores que se embadurnaban con el saludable lodo de las termas. Embriagados por el día, la juventud y el software, se acercaban con más confianza y se detenían más atentos al brillo de sus ojos inteligentes.

– ¿Entonces todo esto fue creado por una marica? -Preguntó Olafo

– ¿Te refieres al sol, las termales y las fresas?

– No, idiota: la informática, la criptografía y los fundamentos de la computación moderna.

– Por dos maricas, diría yo – dijo con la mano sobre la barbilla, Clifordo, que se las daba de intelectual.

– ¿Y cuál es la otra marica?

– Ludwing Wittgenstein, el más grande filósofo de todos los tiempos.

– No entiendo qué tiene que ver ese con Turing. Bueno, tampoco sé quién era ese Bit Einstein y qué tiene que ver un filósofo con los elegantes algoritmos de la computación.

– Era también marica, a saber.

– Comprendo, pero ¿qué tiene que ver Einstein con Turing?

– Einstein NO, marica: Wittgenstein, Bit Gen Stein.

Read More…

Llegaron las lluvias dulces

Que no haya temores en tu vida – Rabitomorgellons

En esta semana santa caen algodones dulces del cielo. No son dispensados por el dueño del circo a la entrada de la carpa, sino que son Chemtrails. Todos podemos sacar nuestra lengüita y sentir el sabor dulce de una enfermedad que nos convertirá en árboles de poliester con puntas de silicio. Puede que sea el retorno de este semiconductor, y que las minas de Coltan caigan en desuso porque sale más económico bombardear pueblos y después extraer de los cadáveres humanos ese material necesario para que el mundo siga su carrera informática. El futuro es ahora. La nanobiotecnología se ha conjugado con la computación, pronto todos seremos la materia prima para hacer supercomputadoras y iphones más efectivos. El futuro llega, mis amores. Y las barbas de Cristo son de silicio, y las del diablo también. Y nuestros vellos púbicos, convertidos en fibras ópticas serán el homenaje más bello  a Alan Turing.

Alan Turing novio de William Burroughs: La ciencia ficción salvaje de Rudy Rucker

La nueva novela de Rudy Rucker

 

¿Qué pasaría si Alan Turing escapa del Servicio Secreto que lo asesinó, para convertirse en el amante de William Burroughs?  ¿Y si ellos mutaran en unas babosas gigantescas que cambiaran de forma, huyen del FBI, reviven a la esposa de Burroughs, y ajustan la Bomba de Hidrógeno de Los Alamos? 

Read More…

¿Cómo conseguir educación universitaria gratuita? por Jon ‘Maddog’ Hall

Jon “Maddog” Hall, es el director ejecutivo de Linux International. Programador, activista y viaja por el mundo promocionando las ventajas del software libre. Durante la quinta entrega de Campus Party, Maddog ofreció una conferencia titulada How to obtain University education for free: (Free as in free beer) a partir de la cual propuso herramientas para desarrolladores, profesores y todo tipo de individuos relacionados con la educación.

Pero antes de empezar su charla, Maddog habló del criptógrafo, héroe de guerra y padre de la informática Alan Turing, para el que posteriormente tenía reservada una torta con velitas para celebrar su centenario de nacimiento. Recomendó leer sus ensayos porque los considera -en materia de código, inteligencia artificial y cibernética- tan relevantes  ahora como lo fueron en 1935.

Jon Hall se considera un pragmático: «No soy religioso, creo en Dios pero no creo que  él pueda programar.»

Ninguno de sus amigos multimillonarios recibieron educación sobre programación, ellos estudiaron el código porque la fuente es libre. Entre estos resaltó un grupo de jóvenes programadores menores de 24 años que lograron avances importantes en la comunidad del Software Libre, algunos a la edad de 9 o 12 años. Entre ellos el inventor del Kernel Linux, el creador de la  distribución  Asteriks y un joven programador sudafricano.

Sobre la Universidad expresó que esta no sirve para entrenarte, está ahí para hacer investigación: investigación privada con dinero privado. La Universidad no te encuentra un trabajo: «conseguir un trabajo es tu trabajo.» Insistió en la obligación que tiene la Universidad en crear expertos. «Si desde afuera no ven la suficiente cantidad de expertos en tu país: programadores, profesores, etc. las grandes compañías no vendrán.»

Read More…

Jon «Maddog» Hall en #cpco5

Jon «Maddog» Hall, es el director ejecutivo de Linux International. Programador, activista, viaja por el mundo promocionando las ventajas del software libre. Hace pocos días, a propósito del centenario del nacimiento de Alan Turing, escribió una carta abierta reconociendo su homosexualidad y afirmando que en la comunidad de Software Libre lo único que importa es lo que hagas con el código. Acá está la carta: In honor of Alan Turing: a message from the sponsor.

Lo encontramos en Campus Party y este fue el   saludo que envió a todos nuestros seguidores:

El primer amor de Alan Turing

En el año de 1928, Alan Turing ingresa al colegio Sherbone a especializarse en ciencias y matemáticas. Durante las clases de ciencias, conoce a Christopher Morcom, otro excelente estudiante que también, como él, estaba interesado en las ciencias.

El primer amor de Alan Turing

La imagen siguiente muestra cómo Christopher y Alan juegan ‘Triqui’ durante las clases en 1929, también hablan de matemáticas y astronomía cuando se suponía que estaban en clase de francés:

Luego Christopher invitó a Alan a su casa para conocer a su madre. Pronto una gran empatía nació entre ambos chicos y Alan desarrolló un amor secreto. Pero en febrero de 1930, Christopher muere de manera inesperada de tuberculosis bovina, una enfermedad que había contraído antes con leche contaminada. Turing, repentinamente, pierde su fe cristiana, convirtiéndose en un ateo y se convenció de que el funcionamiento del cerebro humano, como cualquier otro fenómeno, debe ser materialista, una linea de pensamiento que lo llevó directamente al corazón de su trabajo posterior sobre cómo los procesos de pensamiento podían ser incorporados en las estructuras materiales que no fuesen directamente el cerebro humano.

En octubre de 1931, Alan Turing se encontraba estudiando matemáticas en Cambridge pero todavía se encontraba inmerso en las implicaciones que sobrevinieron con la muerte de Morcom. En 1932, durante una visita a la familia Morcom, escribió una declaración sobre su creencia en que el espíritu de las personas sobrevivía a la muerte:

Como es de suponer, Alan Turing llega a un punto en el que sus percepciones científicas y religiosas llegan a contradecirse y a entrar en conflicto con respecto a la mente y la voluntad humanas. Aparte de eso, Turing tenía que lidiar con su homosexualidad y la sociedad en la que vivía. Tuvo la suerte de que el King’s College fuera liderado por librepensadores y para los que los sentimientos entre personas del mismo sexo fueran comprendidos.

Fuentes: The Turing Centenary , The Alan Turing Internet Scrapbook.

Inglaterra no perdona a Turing por su condición sexual

Después de que el primer ministro británico se disculpara por Inglaterra al  haber sometido en el pasado a uno de los héroes nacionales, el científico informático Alan Turing, al doloroso tratamiento eufemísticamente llamado «Organo-terapia» – la castración química-, cuyas secuelas lo llevaron al suicidio, y ante la petición de más de 21,000 personas para que el gobierno pidiera perdón nuevamente, no por el tratamiento sino por la condena de  «Indecencia grave y perversión sexual» al eminente matemático,  la Casa de los Lores ha declarado que este perdón no es procedente, porque según la ley de la época la sexualidad de Turing era una «ofensa criminal».

Read More…