Alicia en el país de las maravillas, una aventura gonzo ilustrada por Ralph Steadman

En una entrada anterior, dedicada a Alicia en el país de las maravillas, ilustrada por Salvador Dalí, nos preguntábamos cuáles serían las ilustraciones de Alicia para este siglo. La respuesta estaba cerca. Entre algunos círculos de crítica no es extraño considerar la famosa historia de Lewis Caroll como una de las precursoras de la literatura de drogas, puesto que toda la aventura de Alicia se origina a partir de un estado alterado de conciencia que frecuentemente se renueva a través del consumo de brebajes y extraños alimentos.

Por esta razón, alguien que quisiera ilustrar Alicia con toda la carga psicodélica y el reto lógico que ésta representaba, debería estar familiarizado con la cultura de drogas de su época. Motivo por el cual tal vez el mejor ilustrador de Alicia en el País, no podía ser uno catalogado dentro del domesticado género infantil, sino alguien que trabajó con el mejor periodista de jornadas de locura y extravagancia. Estamos hablando de Ralph Steadman, compañero de viajes del Doctor Hunter S. Thompson y quien ilustró reportajes tan épicos como «Fear and Loathing in Las Vegas» o «Canción de la criatura salchicha».

Habiendo probado Steadman el LSD y pintado bajo sus efectos, ofrecemos una versión bastante particular y actualizada de Alicia en el País de las Maravillas. Por este libro, en 1972,  Steadman ganó el premio Francis Williams Memorial Bequest al mejor libro ilustrado en los últimos 5 años.

Vía Ralph Steadman Art Collectionio9 

Tags: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: